entrevista a amatria

Con un tercer disco que lleva en el mercado casi año y medio, Amatria regresa a Madrid a presentar los nuevos temas de su álbum homónimo con el que ha conseguido una notable subida de público y atención mediática en parte gracias a temas como Chinches, un auténtico revienta pistas que engancha hasta al más parado. “Este disco para mí ha significado un pasito hacia delante. Un peldaño más. Lo bueno que tiene es que tiene recorrido, gente que no lo conocía y lo está conociendo ahora”. Lo hayas conocido antes o después, lo importante es disfrutarlo, y Amatria parece tener claro que ese es el camino que quiere llevar, el de crear sensaciones que te hagan gozar de cada uno de sus temas.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle

 
head_amatria

¿Qué crees que tiene este álbum que no hayan tenido los anteriores para que ahora se te preste más de atención?

Sobre todo es la producción donde hay más diferencia con los anteriores. Tuve un proceso de currármelo mucho hasta llegar a este sonido. Tiene un aprendizaje previo que ha ido sumando. A nivel de composición creo que los anteriores son buenos pero no tan redondos. Estuve casi tres años metido en un local aprendiendo a hacer remezclas, probando un software de edición, de producción, educando el oído sobre todo, lo importante es que vayas distinguiendo los buenos sonidos de los malos y como pueden ir interaccionando entre ellos. Fue un proceso muy largo. Este disco ha sido resultado de mucho tiempo, al principio fue una demo de cuatro temas de los que fui cambiando durante un año muchas cosas hasta llegar al LP que es ahora.

 

¿Eres picajoso con los arreglos?

Sí, claro. Cualquiera que sea productor lo es, si no lo eres te fías, pero siendo productor, siempre puedes mejorar algo, pero a veces es un problema porque no sabes cuando terminar, lo cargas demasiado…

 

amatria_5¿En qué punto dices tú “hasta aquí”?

Si veo que me están fluyendo cosas las hago, las dejo en otra pista y las guardo mentalmente como posibles cambios. Al día siguiente lo escucho y si entra, enseguida lo ves. Currar mucho tiempo en un tema no es lo que suelo hacer, lo hago en fases finales. A veces curro en un tema mucho tiempo, hago algo que no sé si me convence, me voy a jugar a los videojuegos (que me flipan) un par de horas, y vuelvo y lo escucho de nuevo. Con esas dos horas que ya se te ha olvidado la melodía, la sensación, vuelves a escucharlo limpio, como de primeras. Eso lo hago un montón.

 

Imagino que eres de los que intenta absorber de todo lo que le rodea, porque escuchando el disco he tenido a veces percepciones de escuchar melodías para videojuegos.

¿Te refieres a los 8 bits? [] Es que hay un plugin que se llama chipsounds que lo uso un montón porque me gusta como esos sonidos básicos interaccionan con otros más complicados. En el próximo disco lo usaré también. Son sonidos simples, pero combinados suenan interesantes. Tampoco era intencionado, pero me ha molado la sensación.

 

Es curioso ver que al final todo puede ser una influencia viendo que además de músico también eres apasionado de los videojuegos. 

Sí, me flipan. Es así con todo, a veces he descubierto a posteriori influencias que tengo y que jamás me hubiera pensado tener. Por ejemplo tengo una canción, que no se ha publicado, pero que me recuerda mucho a Manu Chao. Y yo no he oído mucho de Manu Chao pero ahí estaba. Al final en tu cabeza todo deja algo y acaba saliendo.

 

¿Cómo va a ser el concierto del día 11 de noviembre en la sala Penélope?

Haremos el set completo, que en los festivales no podemos hacerlo, así que será más largo con las canciones que a veces no podemos tocar allí, que son más de fan, de cantarlas y acabaremos liándola y con alguna sorpresita en el escenario que no puedo contar. Si no vas, te la pierdes.

 

amatria_2Planes inmediatos de Amatria.

Ahora a lo que me estoy dedicando es a hacer las demos del nuevo disco. Tengo algunas colaboraciones con otra gente pero están aparcadas para centrarme primero en el disco, porque ahora me enfrentaba a un nuevo jefe de pantalla [risas] que era el de superar algo que hubiese funcionado. Siempre que me he puesto a hacer temas, nunca había tenido la sensación de decir “¿éste es mejor que Chinches?”, ahora ha pasado, y te preguntas por qué funciona algo y por qué no. Pero no tiene salida ir por ahí, el duende de un tema no lo sabe nadie. Puedes hacer como hice con El Golpe, coger estructuras que funcionen, pero al final la que ha gustado es Chinches, que es una canción que compuse porque me picaron chinches y tenía una base que me sonaba a lo que haría una de ellas. Así que la primera canción que me puse a componer para el nuevo disco fue una que hablase de Chinches, para poder alejar ese sentimiento y decir: “bueno ya está hecha, ya he hablado de este sentimiento, del monstruo final y ahora voy a hacer el nuevo disco”. Y ahora estoy muy contento porque ya he pasado el momento chungo de enfrentarte a tu coche fantasma, ese que ves en los videojuegos que te saca una vuelta [risas].

 

 

¿Es difícil pasar ese momento de superarse, esa presión autoimpuesta?

Es muy chungo, es un poco frustrante. ¿Superarte qué es? Llegará un momento que tampoco puedas, a nivel técnico por ejemplo. Yo podría mejorar un poco el sonido pero llegará un momento que no llego a más. Lo que me alivia es que puedes dejar nuevas sensaciones en la gente. En lo nuevo he hecho una cosa que no tiene que ver con lo de ahora pero sé que tiene duende, que deja otra sensación. Vas jugando según lo que te va saliendo. A lo que hay miedo es a que eso se acabe, que parece que tenemos una barrita de talento y creatividad, pero no es que se acabe, es que a veces no hay ganas de contar cosas.

 

A veces nos planteamos demasiado si gustarán o no los temas.

En el indie de los 90 con el que yo me crié, eso era como sacrilegio, pensar en qué pensará la gente, se componía para uno mismo… Ahora eso ya no existe, yo por lo menos quiero que la gente lo oiga. Es verdad que algunos temas son para mí, algunos los he hecho porque me apetece, porque necesito cantar sobre eso y sé que no serán singles y no conectará con ello la gente que no sea fan pero también quiero que alguien que no me conoce oiga una canción y cante y baile, por supuesto.

 

amatria_4Los artistas al final siempre tenéis que tener ese ego de hacer las cosas para gustar.

Sí, sobre todo cuando eres alguien que tiene que llevarlo tú todo, es imprescindible tenerlo. Hay que gestionarlo, no ser un capullo. El ego en sí, esas ganas de que te conozcan, reconozcan tu trabajo… todos lo tenemos, es un poco la energía que nos mueve. Mi anterior manager me decía que Chinches no le entusiasmaba, si no tengo ese ego, no lo saco, no busco más. Es necesario pero hay que gestionarlo.

 

¿Está muy encaminado el nuevo disco?

Tengo demos, hay que grabar voces y pulir armonías. La parte “susto” de no tener nada, ya ha pasado. Tengo varios temas que me molan a mí, otros que creo que le van a gustar mucho a la gente. Tengo la tranquilidad de ya tener algo que parece un disco.

 

¿Habrá un parón, un encierro para grabar el disco?

En mi caso el proceso es diferente. Tengo un estudio montado en casa aunque no tengo grandes aparatos. Preparo maquetas pero lo que yo hago con sintes es definitivo, me curro el sonido. Con Pau Paredes luego lo mejoramos y lo que es grabación de voces y guitarras sí que lo hacemos bien en un estudio mejor. El encierro es ahora en la primera parte. Además ahora quiero que algunos instrumentos los graben otros músicos, hay una canción un poco más funk y quiero que la grabe un guitarrista funk; hay otra que es un poco frikada pero que quiero que haya un coro gospel, así que tendré que buscar alguno [risas]. Ahí será todo más divertido que sólo habrá que adornar ya lo que esté hecho.

 

amatria_6Me imagino que en ese sentido tú al ser productor también disfrutarás el doble. 

Sí, en ese sentido sí. Además decido yo. El otro día estaba en el estudio con Pau con una banda amiga, estaban tres y dos estaban discutiendo sobre un arreglo y el tercero mirando como que fuera a desempatar y claro yo se lo decía a Pau que yo no tengo estas movidas, si me gusta el sinte se queda [risas]. Luego tiene la parte mala de los bajones que ahí también estás tú solo.

 

Reclamo para que la gente vaya al concierto del 11 de noviembre en la sala Penélope.

Que van a pasar un ratazo de la hostia, se lo van a pasar super bien y es una manera cojonuda de empezar la noche y después a liarla más.

 
end_amatria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies