entrevista a bravo fisher!

No nos gusta que nos toquen la fibra que tenemos escondida y con la que se abre esa herida que nos hace sangrar, y aún sabiéndolo, Bravo Fisher! se arriesga a rompernos por dentro con su nuevo trabajo Solos. Después de hacernos bailar con El Valle Invible, vuelve Guillermo Galguera con un álbum con el que él mismo admite que está “yendo por otro camino, está claro, y en directo también, ahora lo concibo de otra manera ya no quiero tocar todos los instrumentos, me he quitado un poco el concepto de hombre orquesta de hace cinco años, porque ahora ya no estoy solo, e intento emocionar más a base de coger el micrófono y que sea más show. Centrarme más en la voz, en cantar, contar, expresar y hacer al público un poco partícipe de la historia”. Charlamos con él sobre esta apuesta tan arriesgada en la que lejos de la variada paleta de colores que presentaba su anterior trabajo, nos entrega un disco donde predomina el negro, ese color que pocos se atreven a usar y con el que él está “muy contento. El disco quedó tal y como yo lo había concebido, y luego llevando las canciones al directo es cierto que yo las siento más”. Con la producción de Edu Ostos (Ed Is Dead), Bravo Fisher! presenta este trabajo que es sin duda uno de los más interesantes de este final de 2016.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: José Señorán / Subterfuge Records

 

head_bravofisher2

 

¿En qué momento Bravo Fisher decide dar una vuelta al timón y cambiar el rumbo de los sonidos que crea?

Cuando grabé El Valle Invisible acabé contento pero cuando empezaron a salir las críticas y empecé a ser consciente de lo que había hecho, me di cuenta de que estaba en un punto en el que yo no estaba cómodo, no sabría decirte por qué, pero no estaba cómodo con la música que yo estaba haciendo. Es raro, pero es así, no reflejaba hacia dónde yo quería llegar. No es que me saliera mal ni bien, acepto lo que salió porque era el Guille de ese momento, y ese disco trajo momentos muy guays a mi vida, pero yo no estaba totalmente contento con lo que estaba haciendo. Entonces, al año de que saliera El Valle Invisible empecé a intentar componer algo que me reflejara más. Coincidió con una etapa personal que hizo que fuera todavía más a otro camino, porque es verdad que las letras tristes te arrastran a músicas más tristes y a la vez yo quería experimentar, hubo un antes y un después, hubo un momento en el que dije: “voy a dejarme llevar porque en este momento de mi vida no soy capaz de componer canciones como Miradas o como 39“. Una vez que acepté eso, empezó a salir todo de forma natural.

 

bravofisherjosesenoran1También es importante saber reconocer esos momentos, evolucionar y aprender que uno no puede estar siempre en el mismo punto emocional para reflejar eso mismo en un disco. De todos modos es algo que siempre debe ser complicado para los artistas, presentar un álbum que refleja etapas que en su mayoría de las veces ya ha pasado.

Es extraño, pero voy aprendiendo que es así, tú compones las canciones en un momento pero que no es en el que salen, aparecen un tiempo después que estás en otra situación distinta pero que siguen reflejándote. Reflejan parte de lo que eres, incluso El Valle Invisible refleja parte de lo que soy ahora y Solos también refleja parte de lo que soy ahora. Supongo que todo pasa por aceptar las cosas como son y dejarse llevar.

 

¿Se han quedado muchos temas fuera de Solos?

Antes de entrar al estudio contaba con catorce o quince temas en las maquetas que compuse en casa. Pero al estudio fui con once y grabé once. El tema once es un tema curioso. Es “EL HIT”. Todo el mundo que lo escuchó decían que era el hit, pero era más parecido a El Valle Invisible, y yo no lo quería en el disco, lo grabé, lo canté, está en mi ordenador pero ese tema NO SALE. En Solos no cuadra y no me pide el cuerpo sacarlo. De momento se va a quedar ahí. Y no se quedaron más temas fuera. Es verdad que ha habido gente que me ha preguntado por un tema que grabamos para Vevo, se llamaba Desaparecen, incluso lo tocamos alguna vez en directo, pero yo lo siento como un tema de transición. Está guay que esté grabado porque además me gustó mucho como quedó, acabé contento con la edición, el montaje, el sonido… y hasta ahí. Es de transición, tampoco me cabe en Solos. Es un tema que no compuse en esta etapa, así que no está.

 

El disco es un trabajo que cuesta, hay que darle varias escuchas, no sólo por el cambio, sino porque tiene muchos detalles en los que fijarte para que te haga sentir todas esas emociones que hablábamos antes. ¿Cómo es el trabajo de construir esas atmósferas?

En las maquetas ya estaban esas atmósferas, lo que pasa que en el estudio crecieron. Las canciones se llenaron de pequeños detalles muy de Edu [Ostos]. Hay gente que me dice que en una segunda y tercera escucha descubre nuevos detalles. No concibo Solos como un disco pop, hay canciones que no tienen ni estribillo, mezclo inglés y español… es un disco que demuestra un poco el caos que yo estaba viviendo en mí mismo en un momento de mi vida en que yo tenía que componer un disco y lo compuse así. Estoy contento porque el disco refleja lo que estaba sintiendo.

 

Bravo Fisher!Es cierto que refleja un momento por el que muchos pasamos, ese “hostión” sentimental que nos pegamos a veces. Las canciones te llevan a esas comidas de tarro que tenemos, a las voces que escuchamos sobre lo que hacemos y cómo funcionan o no las cosas…

Por eso es un disco jodido, y ahora me voy dando cuenta de que igual por dentro a la gente no le está despertando cosas muy agradables. Imagino que un disco que te está levantando la ampolla tiene que ser jodido de escuchar, de todas formas yo creo que vivimos en un momento en el que veo dos situaciones claras: una, que el mundo nos lleva a que tenemos que estar felices, debemos estar felices, tienes que estar feliz; y dos, que además tienes que mostrarlo en todos lados. Y supongo que cosas que no lo sean pueden ser jodidas.

 

Resulta llamativo que muchos de los últimos lanzamientos que me llegan sean de artistas que estáis buscando la emoción opuesta a la que marca la corriente. Vais más a buscar la emoción real, la que despierta la música, bien sea un sentimiento bueno o malo. Parece que vivimos sin inquietudes y que nos molesta sentir.

Y sobre todo lo segundo, mostrarlo. Por alguna extraña razón nadie se sube a redes una foto llorando, y si lo ves piensas: “¿qué hace?” Sólo estamos mostrando una parte de nuestra vida, y eso no es real. Es jodido, no hay más que verlo alrededor nuestro, si ahora mismo pasa una señora llorando lo verías como algo raro, atípico, y está ahí fuera, es un sentimiento más.

 

 

¿Cómo ha sido trabajar en el disco con Edu Ostos [Ed Is Dead]?

Pues muy guay porque las maquetas me gustaban mucho pero como productor, para llegar a como yo quería sonar necesitaba algo más. Musicalmente me entendió perfectamente lo que quería y lo que no quería, que es muchas veces más importante, y él lo tenía muy claro. Entré jodido al estudio, me tuvo que aguantar carros y carretas, ya ves el nivel de intensidad con el que estoy ahora, imagínate hace un año [risas], pero aguantó, hablábamos de amor, de desamor, de octubre a enero al final hablas de muchas cosas. Creo que de lo que menos hablamos era de música, teníamos claro lo que nos gustaba y lo que no y lo demás eran ya otras cosas.

 

De momento no hay vídeo oficial, habéis hecho uno de Luznegra en directo en Estudio Uno para MondoSonoro pero de momento no hay ninguno para los sencillos que se adelantaron, ¿llegarán?

Habrá, el fin de semana pasado grabamos. Voy a intentar que haya varios, vamos a trabajar por varios en principio de los temas adelanto. A mí me gustaría tener muchos vídeos.

 

¿Cómo van a ser los directos de Solos? Además de intensos…

Sí [risas], van a ser intensitos, el que venga a verme tiene que venir preparado. Van a ser con banda, en Fnac hicimos un show medio acústico con piano y voz con el que acabé muy contento y habrá parte de eso también. Habrá más cositas a nivel visual, es algo que llevo pensando tiempo, mejorar el aspecto visual de Bravo Fisher! y en Siroco será la primera prueba de esas sorpresas visuales.

 

¿Habrá cabida en esos directos de Solos para los temas anteriores de Bravo Fisher?

Muy jodido… A mi me gustaría no tocarlas, pero también tengo diez temas y eso no aguanta un concierto; en verano ya tocamos los temas del nuevo disco en un festival con tres temas de El Valle Invisible cambiados y acercados a lo que es ahora, me bajé y dije: “Error”. Pensaba que no transmitía, y sobre todo la gente, que es por la que estás tocando esos temas (porque si por mi fuera no lo hacía), la gente está flipando porque quiere escucharlos como están en El Valle Invisible y hacer experimentos raros, pues no. Entonces, van a sonar temas de El Valle Invisible, habrá que buscar en qué momento porque es algo importante, pero van a sonar casi igual que en el disco. Será como raro, pero es lo que hay.

 

Planes para 2017 de Solos.

Salir fuera de Madrid a tocar, en breve anunciaremos tres fechas nuevas. Yo soy del Real Madrid, pero es un poco como dice Cholo, pasito a pasito, porque este disco es complejo y hay que mirar bien a donde vas a ir y hasta donde puedes llegar. Así que salir fuera e intentar ir a festivales, que hace bastante pero creo que ya no depende de mi, poco puedo hacer, tocar bien y estar pendiente de las redes sociales.

 

end_bravofisher

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies