entrevista a duerme simón

Las vueltas que da la vida, y más en esto de la música donde las bandas aparecen y desaparecen. A veces es cuestión de encontrar el camino que te lleve poco a poco hacia donde quieres, o quizás, sin saber el destino, el camino que en el momento parece el correcto. Así nace Duerme Simón, de encontrarse en un momento con las canciones y las personas adecuadas y descubrir que este es el tiempo y el lugar para sacar el proyecto adelante. Virginia Montaño nos confiesa que detrás de este nombre hay “una confluencia de cuatro locos que se juntan, ninguno de ellos de Madrid pero que todos vinimos a Madrid buscando lo mismo, salvarnos del mundo con la música. Cuatro personas muy distintas con un destino diferente que vinimos a Madrid buscando algo y en Duerme Simón lo estamos encontrando”. Bajo el título de Bendita Valentía, presentan su primer álbum financiado a través de un proyecto de crowdfunding y con la premisa de “tener cojones de tirar pa’lante y sonreír a lo que te pase”.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle

 

head_duermesimon

 

¿Cómo os encontráis con el cambio de rumbo y con la llegada de Bendita Valentía

Mira que el nombre yo lo tenía pensado hace mucho tiempo pero ahora nos viene al pelo. Están siendo unos meses frenéticos. Lanzábamos el crowdfunding el mismo día que entrábamos a grabar. Como que no nos hemos permitido muchas opciones de pensarlo. Desde que instauramos el nombre de Duerme Simón y cuando vimos el logotipo en nuestros ordenadores fue como decir “hostia, que existimos, venga pues a darle caña”. Nos hemos ido poniendo fechas como si fuera un videojuego, primero hacemos una pantalla, luego pasamos a la siguiente… y está siendo una locura pero una locura muy bonita.

 

virginiaMe imagino que Bendita Valentía refleja un poco el hecho de echarle valor a lo que se hace y apostar por ello y a por lo que venga. 

Sí, en enero de 2015 yo sufrí un accidente muy aparatoso, un atropello de coche y después de esos diez días de hospital, me ha costado mucho trabajo darme cuenta de que estoy viva y hay que seguir adelante, fue un año muy complicado y fue un año en el que salieron casi todas estas canciones, y no sabíamos donde acabarían pero me di cuenta de que si no aprovechas lo que tienes ahora, qué lo vas a hacer ¿cuando ya no puedas contarlo? Es un poco eso, la bendita valentía es cualquier tontería que te haga tener cojones de tirar pa’lante y sonreír a lo que te pase, si es malo se le saluda, si es bueno se le saluda dos veces.

 

Ocho temas que tiene el trabajo pero dejáis fuera Cromosomas Mágicos, el adelanto para el crowdfunding.

Ha sido la canción más antigua de todas estas. Queríamos que se quedara como en ese limbo de no tener nombre y era como la meta para lo siguiente. Es como la canción del tránsito entre Índigo y Duerme Simón, por eso no tiene que estar en este disco, esto es algo nuevo.

 

¿Se ha quedado algún tema más fuera?

No, teníamos muy claro que serían estas ocho, que la primera sería Fieras y la última Principio Y Fin. Nosotros creemos en el poder catártico de la música por eso queremos que te adentres en el disco, te asientes, lo escuches, lo disfrutes y te salgas, por eso tiene ese sinte de entrada y de salida tan parecido, son como las puertas de entrada y salida.

 

virginia_1Otra de las cosas que llaman la atención son las atmósferas que habéis creado con los toques electrónicos.

Siempre habíamos querido incluir esas atmósferas pero no sabíamos cómo introducirlas en canciones que tienen tres años cuando al nacer no estaban. Y a base de ser muy frikis del sonido y gracias a las ideazas que nos da Uriel, una canción antigua se transforma en otra cosa. Un día nos dijo que quería darle el toque electrónico a las canciones y no nos arrepentimos, ese puesto es suyo, yo no me imagino a otra persona haciendo esos colchones tan guays.

 

No debe ser fácil encontrar a esas personas que más allá de hacer un trabajo una noche, hagan que el puzzle encaje…

No es nada fácil, pero estamos teniendo mucha suerte. Recuerdo el día que íbamos con el antiguo batería y hablábamos de que necesitábamos un bajista y a la semana siguiente en el local de ensayo pedimos que nos pasaran los anuncios que tuvieran y el primero que vino fue Uri, y cuando le vi, no había tocado aún ni nada pero fue de esas veces que sabes que es esa persona. Se colgó el bajo, empezó a tocar las canciones y parecía que llevaba tocándolas toda la vida. Nos tiramos toda la tarde improvisando y luego nos fuimos de cervezas. Cuando llegamos a casa le dije a Moli, tío qué suerte. Y ahora para mi es como un hermano. Es irremplazable. Y con Josh nos está pasando un poco lo mismo, es verdad que ha costado más porque es de otro país pero al final es lo mismo porque nos implicamos mucho todos. Con él estábamos preparando las canciones y fue él el que dijo que quería quedarse porque le gustaba estar con nosotros y tocar nuestras canciones porque cree que son épicas. Y nosotros le dijimos que se quedara. Las canciones son parte de ti, y es abrir tu intimidad a otra persona y claro pagarle sin más… Tenemos la suerte de que Laurana que es la chica que nos está haciendo los bajos ahora, aunque está contratada nosotros estamos rezando para que se quede porque es maravillosa y ha encajado perfectamente y yo quiero seguir teniendo la misma suerte [risas].

 

virginia_5Imagino que para una banda emergente, sin referencias, sacar un crowdfunding y conseguirlo tiene que ser un chute de autoestima increíble. 

Lo del crowdfunding lo sacamos pues por lo que todo el mundo lo hace, porque no teníamos un duro para grabar el disco, cuando pides presupuesto y tienes que pedir 3000 euros, se te cae el mundo encima. No sabes lo que es de repente que el cuarto día ya tuviésemos 1000 euros y gente muy variada ya no sólo nuestras familias. Gente que ha aportado hasta tres veces. A mi lo que más me ha sorprendido es que la gente ha apostado por las personas porque realmente la gente no conoce aún Duerme Simón. A mi me ha costado más de una noche de llorar de emoción y agradeciendo a todos porque esto está siendo brutal. ¿Cómo con una canción y un vídeo en directo que se escucha más a la gente hablando que lo que suena, la gente puede estar apostando tanto? Son como chutes de energía.

 

El disco además cuenta en la producción con Txarlie Solano (Mäbu), ¿cómo ha sido trabajar con él?

Muy duro, pero muy guay. Muy duro porque es una persona con un bagaje brutal y es un tío que ha tocado con media España y el día que nos llama por teléfono y nos dice que quieren que el disco lo grabemos en Estudio Uno nosotros dijimos que sí con los ojos cerrados pero no sabíamos cómo iba a ser aquello. Es una persona muy exigente y nosotros somos muy cabezones. Ha habido momentos de pararse a analizar qué cambiar y cuando al día siguiente escuchábamos el resultado nos quedábamos encantados. Ha sido brutal trabajar en Estudio Uno, con Omar, con Pablo… Y mano a mano con Txarlie ha sido genial porque se ha comportado con nosotros no sólo como productor y amigo sino como maestro, nos ha enseñado muchísimas cosas que a día de hoy cuando hacemos nuevos temas lo ponemos en práctica. Nos hace mucha ilusión que nos vea en directo porque queremos que esté orgulloso.

 

Aprovechando que todo queda en casa además, tú colaboras en el último disco de Mäbu junto a Itziar Baiza y Maryan Frutos (Kuve) en los coros de La Marea, uno de los temas que más crecen de ese álbum.

Sí, surgió una noche cenando con ellos, me preguntaron si me apetecía participar en el disco y que quería hacerlo con Itziar y Maryan también. Ensayamos una tarde y congeniamos muy bien. Y luego ya en el estudio vi como trabajaban Txarlie y Pablo y me lo fui apuntando [risas]. Fue muy fácil, brutal.

 

virginia_4Estas cosas igual deberían surgir más entre grupos, no me refiero sólo a colaboraciones en discos, también en conciertos, compartir escenarios… A veces me da la impresión de que falta un poco de hermandad entre las bandas que estáis luchando para subir peldaños.

Ojalá hubiera más sí, pero hay un poco la conciencia esa de “yo me entero de un concurso secreto y no te lo digo” o “yo quiero que esta persona que tiene nombre aparezca en mi disco y tú no”. Yo llevo mucho tiempo poniendo coros en discos por amor a la música. Echo de menos un poco más de hermanamiento. Qué pasa si un grupo está más arriba o ha tocado en un festival, ojalá yo también lo hubiera vivido, me alegro por la gente, debería haber más naturalidad. Y también hay un poco de lo contrario de “cómo voy a llegar yo a eso”, pues hombre esos grupos que están arriba empezaron como tú, por qué no pedirles abrir su concierto, posiblemente ellos también lo hicieron en su momento con otro grupo. Echo de menos más amor entre nosotros. Cada uno hace las canciones que sabe hacer y todas son buenas y válidas.

 

Yo creo que también convendría que las bandas más grandes aprovechen esa ventana que les da tener la atención del público para si de repente descubren una banda que les gusta o disfrutan en concierto, subirla al escenario o mismamente contarlo en redes que hoy por hoy es otra ventana extra y que pocas bandas de nombre grande usan para estas cosas. 

Sí, yo creo que este año los únicos que lo han hecho con más repercusión ha sido Vetusta Morla con Full y Rufus T Firefly. No había escuchado nunca sus directos y es un regalazo que de repente puedas disfrutar de 30 minutos del directo de un grupo así. Mäbu lo hizo con nosotros y si no nos hubieran llamado y dado el permiso a tocar con ellos hoy te digo yo que Duerme Simón no hubiera existido. Fue como un chute de energía y un decir “o lo hacemos ahora o no lo haremos nunca”. Cuando uno se lo cree es cuando lo hace.

 
end_duermesimon2

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies