entrevista a ken zazpi

Son esas cosas en las que ves que todo a lo que estás acostumbrado y te da buen resultado al final también te limita. Por eso a veces es bueno soltar amarras y confiar. Ser más humilde y abandonarte en manos de otra persona. Después de veinte años sacando discos y funcionando bien, no ha sido fácil.

Phoenicoperus es el nombre griego que hace referencia al ave fénix y en este caso, al nuevo álbum de Ken Zazpi. Charlamos con Eñaut Elorrieta sobre esta nueva etapa de la banda que les está llevando a tener un reconocimiento mayor a nivel nacional empezando por los Premios de la Música Independiente donde fueron nominados al premio a mejor arista en euskera. Pese a este paso adelante, Eñaut nos confiesa que “sentimos que teníamos agotadas las maneras de componer, vivimos en la banda crisis de funcionamiento, llevamos veinte años juntos así que como en cualquier relación… Pero también entendimos que las crisis son oportunidades y teníamos que aprovechar ésta para renovarnos y buscar nuevos caminos para motivarnos”. Con las ganas y el positivismo renovado, vuelven a componer nuevas canciones aunque en este caso lo hicieron “de una manera diferente, con otras influencias, no basándonos tanto en lo anglosajón que ahora ya no nos motivaba”. Cuentan en la producción con Ricky Falkner que les ha dado “un punto más experimental, más sucio. Los discos anteriores eran más producidos, más pulidos. Queríamos que fuera más orgánico. Por eso nos sentimos un poco como el ave fénix que resurge de sus cenizas. Conseguimos motivarnos con el chip de desaprender, quitarnos de inercias cómodas”. Admite que ha sido un proceso duro porque eso también ha provocado más fricciones en la banda pero considera que ha sido muy positivo y que se sienten más vivos y unidos que nunca.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Lander Garro

 

head_kenzazpi2

 

Por mucha crisis que pudiera haber al final esto es el resultado de superarlo y seguir adelante. Sois los que tenéis que decidir si seguís el dicho de renovarse o morir.

Yo creo que ha sido un leitmotiv que hemos tenido en todos los discos porque necesitábamos que cada uno fuera un reto. Pero claro ya llevamos años y cada vez buscábamos retos más complicados. Éste ha sido quizás el momento más crítico para nosotros y creo que en ese sentido éste es nuestro mejor disco porque ha nacido de las entrañas, de haber pasado esas incertidumbres, dudas… de volver a ubicarnos cada uno en la banda y de reencontrarnos.

 

Es curioso que lo del sonido orgánico y sucio es últimamente bastante tendencia entre las bandas. Parece que estamos empezando a quitarnos la fórmula de que el disco suene perfecto. ¿Es mayor reflejo de la naturaleza viva de la banda?

Sin duda. Nosotros solíamos ir al estudio con todo muy atado, intentábamos reproducir lo que grababámos en el local en el disco. Al final puedes manipularlo tanto que pierde cierta frescura. Esta vez llegamos y básicamente tocamos los temas. La producción se hizo en el mismo estudio. Nos hemos acercado más a esa frescura que tiene a veces una canción en el local. A veces la superproducción es un poco traicionera. Y en ese sentido nos parecía muy interesante la visión externa de alguien como Ricky, un productor por encima de los equilibrios de egos de la banda. Creo que todo ha sido un proceso de aprendizaje y que a mí por lo menos me ha enseñado muchas cosas.

 

11057250_10153207482158450_958573204408604887_oHay algo que por más que las bandas lo decís no me deja de sorprender, es el salto de fe, esa confianza casi ciega que dejáis en el productor para que saque el máximo jugo a vuestras canciones sea como sea y con la duda de si lo que elige es lo mejor o a alguien se le ocurriría otra cosa aún mejor.

Sí, es la eterna duda. Nosotros cuando conocimos a Ricky, escuchamos sus trabajos, y sí nos parecía que mantenía las esencias de las bandas aunque luego les diera diferentes matices. Sí ha habido momentos de duda, me acuerdo que le llamaba para ver si todo estaba yendo por donde debía y él me decía que no me preocupara. Creo que el trabajo del productor es tanto musical como psicológico. Mantener tranquila a la banda, conocerla… Habrá patrones que se repiten en las bandas, en ese sentido él lo llevaba muy bien porque toca muchos instrumentos. Acertaba al acercarse a cada uno y plantearle las cosas desde su visión. Por el ejemplo al batería yo le tenía más amarrado a los temas y Ricky sin embargo le ha dejado más hacer mil breaks. Y luego el resultado me parece brutal. Y son esas cosas en las que ves que todo eso a lo que estás acostumbrado y que te da buen resultado al final también te limita y por eso a veces es bueno soltar amarras y confiar. Ser más humilde y abandonarte en manos de otra persona. Que después de 20 años sacando discos y funcionando bien, no ha sido fácil.

 

Muy mal no ha ido el cambio cuando incluso os han nominado en los premios MIN.

Sí, y luego al final yo creo que todo son miedos porque Ricky en ningún momento quería llevarnos por un lugar en el que no nos sintiéramos cómodos. Yo creo que él también buscaba que el grupo se sintiera cómodo y se reconociera en lo que hacía, pero antes de llegar a ese punto había que romper con el anterior.

 

 

Sois una de esas bandas que mantienen el lenguaje original en el que nacen las canciones que en este caso es el euskera. ¿Se nota algún impedimento a la hora de sacar esa música en directo por fuera del País Vasco?

Sí, cuesta más, seguramente. Pero hoy en día creo que esas diferencias se valoran más. Creando desde el euskera enriquecemos el panorama musical y nos enriquecemos nosotros. Siempre digo que el euskera me ha dado como unas gafas desde las que miras al resto del mundo, convive con lenguas más mayoritarias como en este caso el francés y el castellano, te hace tener una visión más sensible, te fijas más en los matices. Creo que es muy interesante y creo que cada vez esas diferencias se valoran más, bandas como nosotros, que hagan nuestra música las encuentras a patadas pero que lo hagan en euskera no tantas y tiene su sonoridad y yo lo veo en positivo. Creo que las lenguas no tienen fronteras y tampoco se pueden medir las culturas con valores de mercado. Creo que es un debate anacrónico, a mí me gustaría que así lo fuera.

 

Creo que es más lo que cuesta llegar a nivel mediático que la recepción de la gente. Cuánta gente no entiende el inglés pero se pasa la vida escuchando canciones en inglés. Aunque hagáis un buen trabajo cuesta más veros en los medios.

12356899_10153274907938450_1593809306445755941_oYo creo que es más una actitud de la gente. La música y las lenguas yo creo que no tienen fronteras. Es más una actitud individual de estar abierto a escuchar. A mí me encanta cada vez que voy a un sitio escuchar la música en el idioma del lugar. Muchas veces, incluso inconscientemente llegas a percibir cosas diferentes, te crean emociones diferentes. Igual no tienen nada que ver con lo que dice el autor pero es que el autor hace la canción y cuando sale ya no es suya. Yo creo que es la magia de la música también. A veces cuando nos preguntan por qué elegimos el euskera sabiendo que el castellano puede tener un mercado más amplio, yo digo que la decisión no la tomas desde ahí, es mi lengua materna y yo creo desde ahí, y a veces percibo detrás de la pregunta dos afirmaciones: una sería que soy tonto, pudiendo hacerlo en castellano y llegar a más gente por qué lo haces así, y la otra sería “¿qué tramas?” porque parece que el euskera se ha unido ahora a ciertas posturas políticas, es como una lengua cargada. Y no, sólo somos músicos que hacemos canciones y que lo hacemos en nuestra lengua y que enriquecemos el panorama con ello. Yo creo que una banda tiene que tener personalidad y hacer algo en lo crea de verdad.

 

¿Cómo os sentisteis al estar nominados a los Premios de la Música Independiente con este disco?

Fue una sorpresa pero con mucha alegría de que nos reconozcan un trabajo. Yo creo que todo el que grabe un disco lo pone todo ahí, los resultados no siempre son los deseados pero en este sentido los conciertos han estado con las entradas agotadas, nos han nominado al premio y hemos recogido los frutos con creces. Nos alegramos por Jabier Muguruza que ganó el premio, pero no te voy a engañar, teníamos ilusión por ganar, ya que te nominan… Lo que pasa es que en estos premios, estamos nominados en los premios en euskera, y estamos nominados gente muy diferente y que no tenía mucho sentido, no sé por qué no podíamos competir nosotros con Vetusta Morla por ejemplo, que hubiéramos perdido igual, soy consciente pero bueno, como crítica. Ahí meten cantautores, jazz, pop… me parecía un poco absurdo meternos ahí a todos y no competir con el resto, pero bueno.

 

Planes más inmediatos de Ken Zazpi.

Acabamos de terminar la gira por Euskadi, hemos tocado en Madrid y Barcelona y probablemente el año que viene saldremos a tocar por Europa y estaremos más centrados en eso que nos llevará un año y pico. El disco anterior fue un disco con la Orquesta Sinfónica de Euskadi y nos rompió un poco la dinámica porque nos llevó muchísimo trabajo y mover una orquesta no era viable así que hicimos sólo cinco conciertos, y claro ahora tenemos muchas ganas de volver a tocar.

 
head_kenzazpi