entrevista a maika makovski

Tras varios años en los que no teníamos pistas de lo que sería el nuevo trabajo de Maika Makovski, nos ha sorprendido a todos con el lanzamiento de Chinook Wind, un álbum donde encontramos a la Maika más íntima quizá pero sin abandonar las raíces del rock que llamaron nuestra atención. Maika se muestra satisfecha, afirma que pese a este tiempo sin referencia discográfica en el mercado, está “muy bien con este último disco. Estoy muy feliz porque llevaba mucho tiempo con una actividad mucho más discontinua”. Ha estado haciendo teatro, escribiendo y componiendo de una manera nueva para este disco que le “permite llevar una línea ascendente en cuanto a crecimiento artístico brutal. Lo grabé en un mano a mano con John Parish el año pasado, y ahora lo estamos llevando al directo”. A escasos días de subirse a las tablas del Teatro Lara a presentarlo, charlamos con ella sobre este interesante trabajo.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle

head_maika

Hasta nueve músicos estaréis subidos sobre el escenario del Teatro Lara en la presentación de Chinook Wind. ¿Es fácil llevar todo eso a cabo?

No es fácil, no. Yo espero que se vaya viendo porque creo que el show es lo mejor que he hecho nunca y que habla por sí mismo. Espero que resuene un poquito y que el show se venda por sí mismo.

 

Ante todo entonces, confianza en el trabajo realizado.maikabn_1

Completamente. Confío muchísimo. Lo que pasa en el escenario es otra historia. No renuncio al rock and roll de ninguna manera, salvo en el volumen de los instrumentos. Al final el poder que tiene un tío apuñalando el violín, o soplando con toda la fuerza de sus pulmones la trompeta… ese es el poder de los instrumentos acústicos.

 

Cuatro años desde tu última entrega discográfica. No te has aburrido desde entonces con otros proyectos pero ¿había presión con el lanzamiento de este disco al pasar tanto tiempo?

Pues una cierta presión sí que había. Pasé por cuatro managements diferentes. Con algunos de ellos sentía que el disco tenía que ser alto y rubio [risas]. No es así como van las cosas, no es que digas: “voy a escribir un disco que sea un hit”, por lo menos no es como funciona conmigo. Y por supuesto todas estas relaciones de management fueron acabando hasta llegar a la presente y llegué a la grabación del disco muy tranquila y sin ninguna idea preconcebida de lo que tenía que ser.

 

Es un disco con toques muy diferentes. Da la impresión de que eres una artista que hace lo que le da la gana.

Totalmente. Responde a tres cosas quizá. La primera es que tengo esta manera de hacer, no me he sabido nunca ceñir a un estilo ni aunque hubiera querido. Por otro lado son cuatro años de escribir canciones y pasas por estados de ánimo diferentes, muchas épocas vitales. Y luego tercero, sí, realmente hago lo que me da la gana.

 

maika_5Cuanto más diferentes son las canciones entre sí, creo también demuestran la versatilidad de un artista. Existe un gran abanico de estilos y a sentirse bien en ellos ayuda precisamente el no ceñirse a ninguna etiqueta concreta, a fin de cuentas lo que realmente tiene que hacer la música es decir algo, sea del estilo que sea.

Estoy completamente de acuerdo. El contenido para mí es más importante que las formas. Yo veo la música como una tradición de la vida, no sé cómo lo hace otra gente… supongo que tienen otro concepto de la música porque si no, no sé cómo pueden ceñirse siempre a un tipo de canción cuando la vida es tan rica en experiencias, en procesos, en emociones… La música tiene que mover, mover algo, sea lo que sea.

 

La música tiene que despertar sensaciones, y cuando os subís al escenario pasa exactamente lo mismo, la magia del concierto está en que a esos que están abajo les toque en algún lugar dentro de ellos.

Sí, es lo que decía un amigo: “toca una canción y que pase algo, tírate un pedo o algo, pero que pase algo” [risas].

¿Se quedaron muchas canciones fuera de este trabajo?

Muchísimas, te puedes imaginar en cuatro años las que escribí. Antes de la criba unas ciento y pico y después de la criba creo que al productor le envié unas cuarenta, y el poco tiempo que tuvimos en el estudio acabó haciendo la selección de diez.

 

No habrá sido fácil pero una vez pasado ese momento, ¿la cabeza de Maika está pensando ya en lo nuevo?

Tengo la suerte en este disco de que la forma de llevarlo al escenario es tan diferente al anterior, incluso a la forma de grabarlo, que siguen siendo nuevas para mí. Y como además son canciones que muchas de ellas han resistido el paso del tiempo, son canciones que perduran puesto que tienen ya cuatro años algunas, ya tienen ese test hecho para mí. Me sigo excitando con estas canciones, pero por otro lado siempre estoy pensando en lo siguiente y como lo que dejé de caras b con el disco anterior no me sirve…

 


maikabn_2Supongo que es la evolución lógica de una persona más allá de ser artista o no.

Sí, digamos que es sano porque estoy muy en este momento pero… Sigo teniendo problemas, y no me había pasado nunca en la vida porque soy muy alemana con el tema de las emociones, pero llega un momento del show en que nos ponemos a tocar Makedonija y me cuesta, tengo que cerrar los ojos porque si no armo un espectáculo [risas].

 

Eso es de valorar, creo que eso os baja del escenario al nivel del público, vosotros sois los artistas pero también sois tan humanos como todos los demás.

Pero para mí eso siempre, quiero decir, hay demasiados artistas que el escenario se lo toman demasiado en serio. Ponen demasiada cara y al final este tipo de música nace de un porche, de una reunión de gente pasándose el instrumento y entreteniéndose con ese pequeño milagro del que muchos son capaces. El escenario, las luces, la amplificación, todo eso son disfraces, necesarios por la cantidad de gente que viene a verte. Yo tengo claro que son medios, el objetivo es ese, estar juntos en corro haciendo algo bonito los unos para los otros.

 

¿Es fácil encontrar esa cercanía desde el escenario? ¿Cómo se siente uno desde arriba buscando esa sensación?

No se trata más que de sentir cariño por la gente que ha venido a verte y por lo que estás haciendo, creo que es así de sencillo como eso. No te digo que no me haya costado, es un proceso pero que va con la música. Me he quitado muchas capas con la música pero no te digo que encima del escenario no estén.

 

maika_2¿Eres una persona que cree en las energías que se generan con la gente? En el disco da la impresión de que fluyen varias energías, sensaciones que te llevan a unos sitios y a otros y de las que te das la mano y te dejas llevar.

De alguna manera tienes razón. Ahora estamos hablando y hay una energía determinada y yo no estoy en mi mundo respondiendo con la energía que tengo las 24 horas los 7 días de la semana. Va fluctuando, en el escenario se crea otra cosa, es una exaltación el escenario.

 

¿Es la música un vehículo fácil para liberar tensiones o emociones que están ahí clavadas?

Sí y no. Es fácil hacerlo cuando has conseguido plasmar algo que canaliza esos tumores. Lo que es difícil es encontrar el lenguaje, las palabras de algo que no deja de ser una nebulosa, un montón de basura espacial para convertirlo en algo concreto. A veces es doloroso pero también es lo más excitante de esta profesión. Yo si no escribiera música no me dedicaría a la música, no sería cantante o intérprete. Lo que me llena es poder contribuir con un granito de arena a los universos que podamos encontrar. Es muy egoísta por otro lado porque también quiero que me aporte algo a mí, pero es la única manera. Si no me aportara a mí no estaría jugando ni dándole nada a nadie.

 

end_maika