entrevista a mucho

El mundo de la música es tan extraño como gratificante. Para llegar a lo más alto es necesario trabajar sin parar al margen de cualquier otra cosa. Mucho es el ejemplo de que con constancia pero por supuesto, con el trabajo bien hecho, tarde o temprano la recompensa acaba llegando. Acaban de publicar nuevo disco, Pidiendo En Las Puertas Del Infierno, y parece que ahora por fin todo el mundo comienza a prestar atención a una de las bandas que más tiene que contar en nuestra escena. Martí Pernarnau admite que este nuevo trabajo “ha gustado a la gente y de momento en los directos está saliendo muy bien. Así que parece que es una buena época para nosotros después de todas las penitencias que hemos pasado”. Nos sentamos con la banda para hablar de esta nueva etapa y de la gira que les espera. 

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Emerge – Juan Pérez Fajardo

head_mucho¿Esperabais tener tan buena acogida?

Martí: Yo en realidad no tenía nada claro que fuera a gustar, de hecho durante la grabación me iba a dormir todas las noches pensando que estábamos grabando algo verdaderamente extraño y cuando escuché el disco, las mezclas ya terminadas a mí me flipó pero pensé que nadie iba a entender este disco. Pero claramente yo no valgo para hacer estudios sociológicos o demográficos para saber cual es la tendencia de la gente en lo que respecta a la música. Me alegra especialmente que la gente haya entendido este disco porque pensaba que no iba a gustar.

Víctor: Yo no sabía exactamente lo que iba a pensar la gente porque nosotros tampoco lo teníamos claro, es lo que dice Martí, sabíamos que nos flipaba que nos había salido algo muy diferente y original pero no sabíamos lo que la gente iba a pensar del disco. Textos tan largos que Martí está cinco minutos hablando sin parar y la verdad es que ha sido increíble la reacción de los medios y ahora en los pocos conciertos que hemos dado nos ha pasado una cosa inaudita que es que la gente está cantando las canciones (risas) y además con fervor.

Martí: Intentando hacer los falsetes del disco… (risas) El otro día flipé porque había una chica cantándolo muy desaforada y no sabía hacer falsete, pero fue una experiencia increíble. No nos había pasado nunca esto de que cantaran y en realidad a mí me parece que es un disco difícil, la mayoría de las canciones pasan de los cinco minutos y es lo que decía Víctor hay mucha letra y mucha chapa instrumental de sintes, entonces me alegra mucho que guste porque no es un disco que lo hayamos puesto fácil precisamente.

 

¿Vosotros os habéis quedado contentos con el resultado?

Martí: Sí, sí, sí… Muy contentos. No sabíamos… Ricky [Falkner], uno de nuestros productores, el otro día hablando con él, me decía: “es que esto que te pasaba durante la grabación es normal cuando estás haciendo algo arriesgado” y me decía que si te pasa es que es buena señal. Pero claro, me lo ha dicho hace dos semanas (risas), me lo podía haber dicho durante la grabación.

 

¿Notáis vosotros mucha diferencia de medios y público que esté despertando al sonido de MUCHO de este nuevo disco con respecto de lo anterior?

Martí: Sí, parece que sí. Lo que pasa que yo todas estas cosas de los medios y las redes sociales en realidad lo considero un poco, como dice Miguel, humo. La realidad llega en los conciertos y eso es lo que realmente vale, está muy guay que todo el mundo te diga que has hecho un disco increíble y que todos los músicos que conoces te paren y te digan: “madre mía, cómo habéis hecho este disco”. Para el ego va muy bien, pero digamos que del ego no se vive.

Mucho_Promo est 15_0081Miguel: La diferencia que también comentábamos al principio es que cuando hicimos la ronda de entrevistas del disco anterior la gente de primeras entraba diciendo: “madre mía, vaya disco”. Y sin embargo la entrada de los medios en esta ronda ha sido “joer como os lo habéis currado, es duro pero mola”; como que había mejor primera impresión con el anterior que con este y luego resulta que este entra más gente a vernos y de hecho hasta se saben las letras de las canciones, que eso es inaudito.

Víctor: Bueno, es un disco que a priori puede parece más difícil pero yo creo que a la larga engancha mucho más. Creo que las letras están muchísimo más cuidadas, estudiadas, y el mensaje ha conseguido llegar de otra manera más interna. La gente recibe las canciones de otra manera y en gran parte es por las letras de Martí.

 

Al final lo que importa es que las salas se llenen, y cuantas más salas se llenen más salas querrán teneros.

Miguel: Es que si no es así, no podemos salir a la carretera. Esto es así, no es queramos ganar mucho dinero sino que queremos tener una supervivencia en esta profesión, y depende mucho de que haya un mínimo de gente que vaya a verte a los conciertos. Dinero hemos perdido y hemos ganado.

Martí: Y lo seguiremos perdiendo (risas).

Miguel: Eso nos da un poco igual pero está claro que si no tienes un mínimo de gente la máquina no rueda.

Víctor: Lo guay y lo bonito es que eso pase sin haberlo buscado. Haciendo lo que nos da la gana y además no teniendo en cuenta ningún tipo de tendencia que pueda beneficiar a que venga la gente a vernos.

Miguel: Eso es una premisa de Martí y nuestra, el intentar desmarcarnos de lo que parece que es más efectivo a nivel masa de público.

Martí: De hecho hay algunas canciones que precisamente parece que son un ejercicio contrario a lo que se viene haciendo en este país pero es casi como adrede, una manera de reivindicar cosas musicales. Es curioso que la reacción sea buena ante una cosa opuesta a lo que viene siendo “normal”.

 

Hombre yo creo que inevitablemente tiene que haber alguna gente que esté un poco harta de lo de siempre ¿no?

Martí: Imagino que sí. Yo quiero creer que sí y espero que sí porque sería muy sano para la música. Eso es lo que digamos que ha pasado siempre en la música desde los 60 hasta digamos 2015 mundialmente y es algo que parece que en España no pasaba. Parecía que aquí la renovación y el buscar nuevos caminos es algo que nunca ha sido muy importante, sobre todo en los últimos siete años. Si que es verdad que en los 80 hubo mucha audacia y mucho riesgo y que luego en los 90 llegó todo el drama de Los Planetas y todo ese cambio que muchos grupos querían sonar como indies y medio mal pero parecía que no había la intención de renovarse sino la comodidad y la tranquilidad de decir “esta fórmula funciona, viene la gente a verme, en los festivales lo peto…” y creo que eso es bastante malo para la música. Entonces esa lucha digamos que nos la hemos tomado a pecho.

 

Mucho_Promo est 15_0050Ahí yo creo que también entra a formar parte de la ecuación el ego. Me interesa más el ser famoso, popular, estar ahí y dejo un poco más de lado la parte principal que es la música.

Martí: Sí, claro.

Víctor: Yo lo llamaría más crecimiento personal que ego.

Miguel: Lo principal y lo fundamental en todo esto tiene que ser la música. La música que le salga a uno y convencerse de ella, y no intentar hacer una cosa o un producto “dirigido a”. Ahí es cuando empieza todo a envenenarse. Cuando la gente quiere componer los estribillos para que todo el mundo levante los brazos y diga “oh oh ooh”.

Víctor: A mí me parece muy bien que haya gente que cree un producto y lo busque, se lo curre, y lo lance. Pero claro me gustaría que a ese tipo de grupos en lugar de artistas les llamáramos empresarios. Sería más fácil de diferenciar. Y no pasaría nada ¿eh? Tendría el mismo mérito pero bueno, empresarios.

 

Efectivamente tiene haber un hueco para cada uno pero ya que nos gusta tanto, hay que ponerle la etiqueta correcta.

Martí: Exacto.

 

Habéis escogido Nuevas Ruinas como sencillo presentación con videoclip oficial.

Martí: Bueno para nosotros esto de los sencillos es algo bastante absurdo también. Cogimos Las Puertas Del Infierno como adelanto y resulta que Emilio Lorente, el diseñador, hizo un vídeo a modo de teaser que funcionó tan bien que fue en plan de: “entonces ahora no podemos hacer el vídeo de esta canción porque digamos que esto ya se puede considerar un vídeo”. Y tuvimos que escoger otra y pensamos que Nuevas Ruinas era una canción bastante cachonda, bailable y divertida como para que fuera un single. Y a parte las chicas del vídeo tuvieron la gran idea de que Miguel bailara (risas). Digamos que todo cuadró increíble.

Bueno por lo menos en el vídeo no se os ve pasarlo mal.

Martí: No, no, no. Por dentro lo pasamos muy mal ¿eh? Fue muy duro eso.

Miguel: Eso te iba a decir. No se ve pero es una vergüenza, una cosa ahí que te entra por dentro terrible… Bueno había mucha cerveza que también ayuda.

Martí: Excepto Miguel ninguno sabemos bailar entonces…

Miguel: No, no, yo tampoco sé bailar ¿eh?

Martí: Sufrimos bastante.

 

¿Que pediríais vosotros a las puertas del infierno?

Martí: Bueno, estamos pidiendo que nos dejen entrar. El otro día decía Víctor que no paran de pasar hombres con traje y maletines y que tienen la etiqueta de aforados y de imputados o ambas dos y el portero del infierno mira por la rendija y ya les deja pasar y a nosotros nos ve con las patillas y no nos deja pasar. Supongo que tendremos que tener una tarjeta black o algo así…

Víctor: Sí porque por méritos…(risas)

Martí: (risas) Por pecadores y por méritos podríamos entrar perfectamente. Parece que no llegamos al rango de maleante.

 

Mucho_Promo est 15_0055¿Alguna expectativa de a dónde llegar con el nuevo trabajo?

Martí: No, de hecho ya lo decimos en el disco que lo importante es disfrutar del camino y buscar la felicidad en el camino antes que llegar a un objetivo. El objetivo sería tocar en el máximo de sitios posibles y enseñar nuestra música y lograr que la gente escuchara este disco entero, con eso, sería increíble ya. Si pudiéramos vivir de la música sería ya, digamos, una utopía. Pero sobre todo llevar nuestra música a la máxima cantidad de sitios posible. Sería flipante. Poder tocarlo en directo que creo que mola mucho y es una cosa bastante especial y que suena como un cañón la verdad. Creo.

Miguel: Para nosotros los discos son como proyectos, entonces, componer y grabar un disco es como la mitad del proceso y la otra mitad es hacer una gira lo más extensa posible.

Víctor: Yo creo que el objetivo de todos los discos que sacamos, sin darnos un poco cuenta, lo único que queremos es que nos mantenga viva la ilusión y un poco la economía para poder hacer uno más.

Miguel: Para seguir dedicándote a esto tienes que luchar para hacer el siguiente disco y quemarte de este, que acabes hasta los huevos para hacer el siguiente.

Martí: La guerra de guerrillas.

 

¿Es fácil no perder esas ganas?

Martí: Bueno… Las ganas digamos que hay muchas cosas que están ahí para intentar quitártelas pero bueno nosotros somos bastante románticos con la música. Todas las cosas digamos del business y “soplapolleces” que pueda haber alrededor de la música intentamos que nos la sude bastante porque al final somos muy fans de la música y sobre todo muy fans de componer. Yo es que creo que si no compusiera tendría un drama vital que no sabría qué hacer con mi vida. Para mía es una necesidad vital, entonces, digamos que la música es una parte muy importante de nuestras vidas, quizá la que más… Bueno para Miguel que es padre no, pero…

Miguel: Sí pero yo no puedo estar una semana sin tocar. Lo siento, lo reconozco. Me llamo Miguel De Lucas y no puedo estar una semana sin coger un instrumento (risas).

Víctor: A mí me da mucha rabia… Es muy desilusionante todo este mundillo para la gente que empieza ahora mismo. Tener un grupo cuando eres joven es la mayor ilusión de tu vida, sueñas con tener un local y dar un concierto para cinco personas pero vas viendo como funciona todo y… no paro de ver grupos jóvenes que duran un año porque dicen: “paso de esta movida, no tiene ningún sentido”. Me da mucha pena porque al final se lo pierden ellos pero nos lo perdemos nosotros. No sé, imagínate que los Artic Monkeys de repente no hubieran podido tocar, no hubieran tenido medios ni apoyos ni nada y su música no hubiera llegado a ningún lado porque de repente tienen diecisiete años y no les dejan entrar a una sala por ejemplo a tocar aunque sea. Que he conocido casos ¿eh? Chavales que querían tocar en Siroco y no tienen dieciocho años… Pues todos nos hubiéramos perdido a los Artic Monkeys. Y es una puta mierda.

Martí: Es culpa del país que hemos creado. A lo mejor hay buenos grupos en este país que no salen adelante porque tenemos un país que la música es lo último, bueno la música y la cultura, las humanidades y la filosofía. Estudiar o tener conocimiento de algo. Te quiero decir, eso es lo verdaderamente dramático de España.

 

MUCHO. Autor_JuanPerezFajardo¿Cómo se prepara esta nueva gira?

Martí: Bueno pues ha sido hacer el ejercicio al revés de como lo solíamos hacer, antes ensayábamos mucho las canciones antes de grabarlas y llegábamos al estudio como sabiendo tocar esas canciones y ahora una de las muchas reglas que nos pusimos cuando íbamos a grabar este disco fue que nunca podíamos pensar en cómo las tocaríamos en directo. Esa cosa de llegar al estudio ponerte a grabar y decir: “esto no lo podemos tocar en directo” y empiezas a tomar decisiones para facilitar el directo, pero en este caso no pasó. Fue en plan, “no sabemos cómo lo haremos en directo, ya nos buscaremos la vida”. Una vez estaba grabado ha habido un proceso de escuchar el disco e ir al local, digamos que coger las cosas esenciales que son la matriz de la canción e intentar tocarlas en directo todos juntos. Han sido bastantes meses de ensayo, sobre todo de ensayo-error, este sonido, este otro, repartirnos los teclados con Víctor, de repente hemos hecho varias versiones de cada canción en la que los dos tocamos cosas diferentes hasta que hemos llegado a este punto en el que las sabemos tocar todas excepto Reunión De Pastores, Ovejas Muertas que será la que nos falte (risas) que todavía no la podemos tocar pero supongo que llegaremos a ella. Pero bueno, en realidad ahora las canciones nuevas son las que mejor suenan, mucho mejor que las antiguas, ha sido un ejercicio de aprender a tocar los teclados y de estar muy concentrado en diferentes sonidos y diferentes capas en cada momento del directo.

 

¿Puede ser también que al ser las nuevas no estáis tan “acostumbrados” a tocarlas y que vosotros os sintáis mejor con ellas por eso?

Martí: Eso está claro, psicológicamente estás más predeterminado a que te vayan a molar porque son las canciones nuevas, pero en realidad es que suenan mejor, suenan más poderosas con los teclados en directo, creo que es algo objetivo más que subjetivo. De hecho nos hemos visto medio obligados a poner las canciones antiguas al principio del set, las de guitarra y bajo normal, porque nos hemos dado cuenta de que cuando tocamos alguna nueva con todo teclados suena muy poderoso y si luego metes alguna antigua con el formato rock parece que vuelve a empequeñecerse la cosa. Es curioso el poder increíble que tienen los sintes en directo. Hay un par de ellos que con nuestro técnico de sonido hablamos de ellos como si fueran un tractor, te da la sensación como de maquinaria agrícola poderosa.

 

portada muchoA la hora de hacer ese setlist de los conciertos ¿os habéis comido mucho la cabeza por el nuevo sonido o simplemente las habéis colocado las anteriores las primeras y así que vaya creciendo el ambiente?

Martí: Nos hemos comido un poco la cabeza y lo que hemos intentado también es hacer algunas antiguas digamos en el sonido nuevo. Se han quedado como a medio camino porque obviamente hay mucho rock setentero en esas canciones pero sí que lo hemos intentado, sobre todo que hubiera mucha coherencia sónica. Al final nos hemos dado cuenta de que es un poco un set cronológico de nuestros temas, salvo un par de excepciones. Sobre todo intentamos la coherencia sónica y armónica, hemos intentado que hubiera enlaces en casi todas las canciones y que más o menos tuviera que ver que si una canción está en tal tono conviene que la siguiente esté en un tono similar y la mente humana reaccione guay a nivel de armonías. Sé que esto parece una frikada pero creo que es importante.

 

¿Con qué canción veis que la gente reacciona mejor de este disco?

Miguel: Pues a mí me sorprendió que con la primera, El León De Tres Cabezas, normalmente esperas que con las dos que se han adelantado haya más expectación con esas canciones pero una que apenas habíamos enseñado y que de repente empieza la canción y la gente se pone a cantarla aunque sea la primera frase, y que notas que hay una aceptación bastante muy flipante.

Martí: Es porque tiene que ser muy guay cantar “Jesucristo, Superman y Maradona”, a mí me pasa, estoy deseando que llegue esa parte (risas) para cantar “Jesucristo, Superman y Maradona” así que supongo que para la gente debe de ser igual eso. Es bastante cañón cantar eso.

 

¿Y con cuál disfrutáis vosotros más encima del escenario?

Martí: Con esa disfrutamos mucho, en realidad con todas las nuevas de momento está siendo un disfrute máximo. De hecho yo si pudiera sólo tocaría las del nuevo disco y haría un concierto corto, pero bueno eso no puede ser. Pero en realidad con todas las nuevas… De hecho hay una, Sucumbe El Universo que llega en un momento del set, creo que es la primera de este disco que tocamos que es como cuando el concierto se asienta y entramos en la tranquilidad de tocar sólo teclados. Esa es muy guay de tocar en directo.

Víctor: De momento la primera ovación ha sido ahí en todos los bolos.

gira mucho