entrevista a rebeca jiménez

Se ha tomado su tiempo, pero lo ha invertido bien y ha regresado por la puerta grande para presentarnos su nuevo trabajo. Rebeca Jiménez vuelve con nuevas canciones y mucha ilusión en esta nueva etapa que le regala su último trabajo, Tormenta Y Mezcal. Sonidos tejanos, soul y el toque americana que siempre le ha caracterizado es parte de lo que podemos encontrar este disco que tiene a Rebeca “muy contenta. Me gusta mucho como ha quedado y lo está recibiendo todo el mundo fantásticamente. Estoy recibiendo muchas felicitaciones y la gente dice que es un “discazo”, y esa era la intención”. A punto de presentarlo en la capital, charlamos con ella para descubrir más detalles de este trabajo que no tiene desperdicio.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Juan Pérez Fajardo

 

¿Cómo ha sido la selección de temas después de llevar tanto tiempo sin presentar material inédito?

Al final del proceso cuando decidí grabar con Toni Brunet, casi todos los temas que le presenté son los que hemos grabado. Hemos dejado alguna fuera y ha entrado alguna a última hora. He escrito muchas canciones hasta llegar a estas, porque han pasado años, en 2014 tenía temas y podría haber planteado hacer un disco, pero me fui a México y eso retraso un poco todo. Allí me empezaron a salir otras canciones y pensé que para el momento era mejor trabajar México, ir abriendo territorio por allí y a partir de 2014 seguí escribiendo y aquí están las canciones. Al final ha sido otro disco y creo que tiene que ser así. Cuando reviso las canciones, casi todas han salido muy directas, es decir, es como que las has sacado del tirón y al final resulta que esas canciones suelen ser las que mejor funcionan, a lo mejor las tienes tan dentro que te sientas y salen, y hay muchas que son historias escritas de arriba a abajo sin más. Cuando fluyen así, creo que esas son las que tienen que estar.

 
¿Cómo ha sido grabar con Toni Brunet?

Una maravilla. Hemos grabado muy a gusto, muy tranquilos. Es un tío con las ideas muy claras, lo tiene todo en su cabeza. Cuando te contaba que nos juntamos para hablar de los temas decididos, la primera vez ya tenía los temas desarrollados, donde entra una cosa, donde entra otra, cómo lo íbamos a hacer. Es impresionante, porque además estaba totalmente de acuerdo con él, y si en algún momento le decía que había pensado en otra cosa, él me lo proponía también, era comunicación muy fácil. Cuando escuché los últimos discos suyos producidos a Carmen Boza y Jorge Marazu, pensé que era una alegría a la producción de discos en España. Tiene un gusto exquisito, escribe unos arreglos brutales que puedes escuchar en este disco, de cuerdas, de vientos… Creo que ya es un grandísimo productor y que será de los mejores en España. Es una persona muy tranquila, da mucha paz [risas]… Todo ha sido muy fácil. Le pedí conservar mi propia banda, y salvo las guitarras que las ha tocado el propio Toni, han estado todos, y eso ha hecho que al grabar en directo que es como quería y como siempre he grabado, haya sido muy fácil, hemos tocado juntos diez años, así que…

 

Eso supongo que también da más confianza, tener a tu “familia” ahí grabando contigo.

Totalmente. Es que al final parece que ellos entienden las canciones como yo. Me conocen mucho así que resulta muy fácil y es que además son musicazos, así que en ese sentido el disco también es muy potente.

 

¿Había ganas de volver a todo esta tormenta que supone sacar un disco?

Sí, muchas ganas. Como he tardado mucho en sacar este disco, yo quería tener las canciones y verme en este momento en que estamos tú y yo ahora, presentando el disco ya, hablando de él, haciendo promoción… Es un momento bonito también, a mi me gusta mucho hacer la promoción.

 
El disco además es el primero que sacas con tu sello propio, ¿cómo ha sido la experiencia?

Mucho trabajo, muy estresante [risas]. Yo que no había hecho estas cosas, que había estado con Warner hasta ahora, te das cuenta que… Madre mía. Estar detrás de que todo el mecanismo funcione es nervios con los tiempos, con cumplir todo para fábrica, que no haya problemas, organizar la infraestructura… Ahora bien, cuento con un equipo alrededor muy bueno que me ayuda mucho y con una distribuidora, Altafonte, que facilita mucho las cosas. Me he organizado con gente alrededor que cada uno lleva su campo y lo lleva muy bien pero todo lo llevas tú y todas las decisiones pasan por ti. Y tú te reúnes contigo misma como compañía de discos y te preguntas las próximas decisiones. De momento, para ser la primera vez que lo hago con mi propio sello creo que lo estamos haciendo bastante bien. Para el siguiente pasaré menos nervios. Es que te hablan de cosas para poder grabar… Alucinaba con cómo se hace todo esto. Ojalá vaya muy bien y con el sello pueda sacar a otra gente.

 

¿Qué te llevó a crear tu propio sello?

Con Warner he trabajado muy bien, siempre me han respetado mucho, con quién he querido trabajar, la elección de los temas… pero las compañías están un poco convulsas también, es un momento complicado para ellos y entonces simplemente llega un momento que si no fluye igual, tienes esta opción y además te da la libertad total de hacer lo que quieras en cada momento, si me equivoco me equivoco yo, pero decido en todo momento, hago lo que quiero y es verdad que muchos músicos están trabajando con su propio sello y que es buena opción. No creo que se vayan a vender más discos porque salgan con mi sello o porque lo saque con Warner o cualquier otra, si tienes la suerte de poder trabajar el disco, bien, pero claro si no tienes medios para hacer nada con el disco cuesta más, porque una compañía siempre te hace promoción pero todo eso lo puedes hacer tú también, y además nadie mejor que tú para pelear por tu historia, nadie lo va a hacer por ti.

 

 

Háblame de alguno de esos temas que se hayan incorporado a última hora.

Por ejemplo, Hasta El Infinito, yo la tenía clara, quería que entrara totalmente. A Toni le gustaba el tema pero me hizo darle algunas vueltas, cambiar algo de letra… Los dos teníamos claro que la canción iba prácticamente desnuda, piano y voz, pero le ha hecho los arreglos de vientos que los dos escuchábamos pero que yo no esperaba que fuesen tan espectaculares. El comienzo de esa canción me recuerda un poco a Elvis Costello. Y también incorporamos Te Acordarás De Mi (Pinche Love), que era una canción que sí tenía escrita desde las primeras etapas, la podía haber grabado hace mucho tiempo pero es una canción que no acababa yo de rematar, hasta que escribí esta letra y le dije a Toni que con banda funcionaría muy bien porque tiene un toque más arriba que es necesario en el disco también, no puedes estar todo el rato en un medio tiempo intenso. Sacamos una que iba a entrar pero nos pareció que el disco quedaba más redondo con estas once.

 
Suena muy a México el disco, imagino que ese sonido sí es intencionado, ya sólo con el título podemos imaginar a lo que nos enfrentamos.

Me apetecía. Creo que tiene parte de México y podría tener más. Tormenta Y Mezcal, el tema, lo escucho como una auténtica ranchera. En un momento dado pensaba que ahí iba a meter vientos, como un componente mariachi, pero Toni veía cuerdas, y dije: “venga, pues cuerdas”. Ha quedado más elegante, lo podíamos haber “mezcalizado” más. Tiene esas pinceladas de México aunque conserva mi onda de música americana del norte, tiene mucho soul, no es sólo México, pero me hace ilusión que captéis por ahí un soplo de México.

 

Me imagino que este disco cuando suene allí, crecerá aún más.

Tengo unas ganas… Brutales.

 

¿Qué tiene México, o América Latina en general, que cuando los artistas vais estáis encantados?

Es verdad… No sé, a mi México me encanta, he estado pasando temporadas y no descarto vivir allí, o vivir mitad y mitad. No me refiero a girar, hay que trabajar el país y para eso hay que estar allí. La gente es espectacular, y cómo reciben nuestra música, la que les llega de España, les encanta. Es un público que se mueve mucho, va a mucho conciertos, el propio DF tiene muchas salas para tocar, y la gente enloquece, realmente son unos fans muy de corazón, muy pasionales. Si les gustas, lo tienes hecho allí. Además es que hay tanta gente que el crecimiento de un artista si lo trabajas y va funcionando, es mucho más rápido que en España, es decir pasar de llenar una sala de cien a tres cientos… crece mucho más rápido. Y además tanto México como otros sitios de Latino América que tienen nuestra lengua, es que no hay otra que salir a cantarles y compartir esto de entendernos todos. Mi idea es empezar allí en México, pero luego tengo muchas ganas de ir a Colombia y Argentina entre otras, me escribe mucha gente de Chile también. En Colombia están muy a tope con la música española ahora mismo y nunca he tocado, en Argentina tampoco, aunque es más rockera pero tengo también un hueco allí por el sonido de discos anteriores que es más rock. Creo que hay que abrir sitios donde presentar tu música, España no deja de ser un país pequeñito que al final cuando giras mucho como yo, se acaba el territorio.

 
No sé si tendríamos algo que aprender aquí en España de ellos, porque por lo que me contáis hay mucha más pasión por la música, y aquí el concierto está en un plano secundario frente a la reunión de amigos, es como la música de fondo. Me da la impresión de que allí lo viven más mientras aquí lo estamos empezando a “desvivir” bastante.

Puede ser sí. Allí para ellos los conciertos son grandes acontecimientos, y esté mejor o peor económicamente el país, se venden los boletos, los baratitos y los carísimos también. Creo que la gente, tenga más o menos, destina una parte a ir a los conciertos. Tienen una cultura musical muy grande. Se mueven mucho con la música de su país y con la de fuera. Aquí en general se valora poco el trabajo de un músico, lo ves en la venta de discos, la gente se plantea para qué comprarlo si lo puede bajar, o en plataformas, que están muy bien, controladas de pago. Las nuevas generaciones han crecido sin comprar discos, yo tengo amigos que los hijos les preguntan para qué compran los discos si se lo bajan ellos. Detrás de un disco hay un trabajo muy grande de muchas personas. Es una industria que hay que intentar mantenerla pero está difícil.

 
¿Cómo te planteas la gira que se te viene encima?

A tope. Ahora arrancamos la gira más grande para que el disco ya haya dado unas vueltas y la gente tenga ganas. Entre Febrero y Marzo haremos en España todas las ciudades que podamos y para Abril, irnos a México. Cuando voy a México no me puedo llevar a la banda, porque además mis estancias son muy largas y la gente no puede quedarse tanto, pero tengo una banda también allí. Así que será doble trabajo porque habrá que preparar la gira pero también el lanzamiento allí. Pero con muchísima ilusión. Lo que quiero es que la gente escuche el disco y recibir sus comentarios a ver qué les parecen.

 
¿Cuál es el tema que crees que va a crecer más en directo?

Uno de ellos es Salimos A Volar, porque el final tiene un desarrollo más rockero que en el disco incluso, creo que esa puede crecer mucho. Love también es un cañón en directo. Te Acordarás De Mi creo que funcionará muy bien en directo, más que en el disco, y quizá Huracán también, aunque es más tranquilo pero creo que nos lo podemos llevar más arriba en vivo.

 

Es curioso porque Te Acordarás De Mi creo que es de esas que escuchas y te ves directamente disfrutándola en directo pese a que pudiera pasar desapercibida en el disco.

Exactamente lo que pensé de este tema. Es una canción que incluí en el disco para el directo. Es un tema que en directo se agradece, la gente lo habrá escuchado, pasa más por encima pero de repente en directo… hace falta.