entrevista a shirley davis & the silverbacks

Nació en Londres, de padres jamaicanos y se crió en Australia para acabar viviendo en Madrid. Ese sería el resumen de la historia de Shirley Davis que junto a The Silverbacks presenta Black Rose, un disco lleno de buen soul, de esa música que algo tiene que te invade y te toca cada una de las fibras de eso que te late en el pecho y que últimamente parece que tenemos tan olvidado. Mientras desayunamos en el Café del Patio, Shirley nos cuenta que está “muy emocionada en este momento de tener una nueva oportunidad de poder grabar nueva música soul. Lo hemos pasado genial haciéndolo. Es como un buen viaje, venir de Australia a España para grabar un disco como este; es como completar una misión”. Si por nosotros fuera desde luego que la habría cumplido con éxito. 

 

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle // Fotos Promo: Iván Martínez Segovia

 

head_shirley

Eres como una mezcla de culturas, tienes que tener un bagaje más que interesante después de haber estado en tantos sitios.

En Australia me lo he pasado muy bien con muy buenas experiencias en la música pero quería viajar más, trabajé en un crucero cuando vivía en Australia y quiero vivir nuevas experiencias, conocer más gente, y venir a España ha sido como hacer realidad mis sueños, he hecho lo que quería, buscaba eso. Viví a Londres pero lo acabé detestando, vine a España de visita y decidí que sin dudas volvería después de todo lo que viví.

 

¿Cómo fue esa energía que percibiste para que te quedarás finalmente aquí?

Me vi cantando, y en Londres me sentía silenciada. Allí simplemente no lo sentía. Llevaba viviendo tres semanas en Londres cuando vine a España y vi el sol, y un edificio precioso con un mural pintado y me puse a cantar acapella, con mis amigos mirando. Esa noche iba al concierto de Sharon Jones y tuve una sensación como de que aquí estaría genial. El concierto fue muy bueno y conocí allí a los chicos de Tucxone que me vieron sobre el escenario con Sharon. Al día siguiente volaba a Mallorca pero pensaba “Madrid es la ciudad” (risas) Ya no quería volver a Londres, me fui a Australia seis meses y luego me vine a Madrid.

 

ShirleyDavis4ok¿Cómo se ponen en contacto contigo la gente de Tucxone para grabar este disco?

Pues fue via facebook, me encontraron tras el concierto de Sharon. Estaban escribiendo el álbum de David Hooper en ese momento y me dijeron que estaban grabando en ese momento. Yo estaba volviendo a Australia para trabajar en el crucero porque tenía ya un contrato así que estaría fuera seis meses y volví con la expectativa de grabar el disco con ellos y así lo hicimos. Ha sido una buena inversión del tiempo.

 

Siempre he creído que la música soul hay que sentirla para cantarla y apreciarla como es debido. 

La música soul es todo emoción, es sobre todo corazón, lo que sientes. Son cosas buenas y malas que le pasan a un corazón, lo describe todo. Meterte en ese personaje es descubrir el significado de las canciones y ha habido canciones que no he comprendido hasta que esa crisis me ha llegado a mi. Por ejemplo jamás me pensé que podría sentirme identificada con Chain Of Fools, y es que no la entendía bien.  Cuando por fin lo hice, rompí a llorar cantando y la gente me empezó a dar pañuelos (risas). Es algo emocional, tienes que conectar con tu corazón y con las letras.

 

Estuvimos la semana pasada en el concierto anterior de los MadTown Days y aunque no nos sabíamos todas las canciones, sencillamente hay algo que siente en la energía que se genera.

Sí, de hecho puedes no entender las letras, porque hay un tono denominado crying tone a la hora de cantar y es que en este estilo se usa mucho por lo que hace sentir. Los cantantes respiran fuerte y con sus sonidos cuentan una historia y creo que es lo que le falta hoy en día a la música pop, llevan unas estructuras a seguir y listo. Las canciones que más he disfrutado desde niña hasta hoy en día son canciones que puedo relacionar con alguien, hacen que puedas sentirte ellos y que ellos puedan ser tú. Que las canciones que cantan hablen de ti.

 

ShirleyDavis3okImagino que ese sentimiento es el que tienes con las canciones de vuestro primer álbum, Black Rose.

Sí, si fuera de otra manera no habría podido participar en este proyecto. Teníamos muchas canciones para el disco y nos aseguramos de que todos estuviéramos cómodos con las que entraban en el álbum. Me apasionaban también otras que se quedaron fuera pero bueno, quizás se queden para el próximo. Fue una decisión difícil pero ha sido bueno tener esas opciones también. Black Rose de hecho fue la última que añadimos y finalmente ha sido la que le da nombre al disco. Sin embargo el primer arreglo de esta canción no me gustaba, sentía que le faltaba el sentimiento. Es lo que hablábamos antes, si no puedes sentirlo no puedes cantarlo y si lo amas vas a poner todo el corazón en ello o incluso más.

 

Hay una energía brutal tanto en baladas como en canciones más movidas. Y creo que ahí es donde se puede ganar a la gente, en la fuerza de los dos tipos de canciones.

Mi canción favorita del disco con más ritmo es My Universe. Cuando apareció, acababamos de hacer Dilemma que es precisamente una de esas baladas potentes, fue la primera canción que grabamos. Cuando apareció My Universe, dije: “Oh, ¡ese es mi mundo, mi mundo!” Al principio quería llamar al disco así, pero… cambié de idea, bueno, me la cambiaron (risas). El disco es más animado cuando llegamos a Be Yourself. Una de las canciones que cuando la escuché por primera vez no conseguía entender del todo fue Vanity. Tardé bastante en entenderla. Era muy rápida casi como una sesión de improvisación. Iba muy rápido les pedía que me dieran el pie de cuando debía entrar porque me costaba seguirla. Ahora es una canción que me encanta. Es una canción que habla de la gente que es demasiado egocéntrica y de que no se dan cuenta de a quién tienen al lado y de a quién le da exactamente igual quienes sean. Cuando ahora la canto veo el significado claro. Luego está también What Can I Do, que es una canción para la gente querida, amigos, familiares, amantes… te permite conectar con la protagonista en un sentido muy positivo. Este álbum tiene diferentes mensajes para diferentes tipos de gente. Y tenemos Burial Of A Dead Star, la instrumental. Al principio se iba a llamar “Fallen Star” [me encanta contar estos secretos (risas)]. Pero cuando sugirieron lo de “Burial…” pensé que era genial, más fuerte.

 

¿Cómo han estado yendo los ensayos? 

El último fue anoche. Introdujimos al percusionista en el set y todo está bien pulido y brillante. Hemos ensayado un par de veces y muy bien. Todo está yendo genial, simplemente con algún problema para dormir después de tantas horas de ensayo (risas).

 

Qué puede esperar la gente del concierto dentro del ciclo MadTown Days.
El concierto va a ser algo diferente, como este álbum. Y muy original. No he estado nunca en esta sala pero he escuchado cosas muy buenas y todos me dicen que debo estar orgullosa de llegar hasta ahí, y lo estoy, estoy muy contenta. Vamos a poner todo nuestro alma y corazón en la actuación. Creo que será una gran noche y espero que con mucha gente aunque cantes para una o doscientas personas, realmente no importa, lo que importa es hacer lo que te gusta y hacerlo lo mejor posible.