entrevista a the flamingos bite

Publicar un disco con el que estar contento no es tarea fácil, a veces lleva, no sólo una importante inversión, sino mucho tiempo encontrar ese lugar en el que tu música explique todo lo que quieres expresar con ella. The Flamingos Bite han conseguido con Mountains descubrirnos un pequeño paraíso americana al alcance de nuestra mano. Charlamos con David Aldave, al que descubrimos “muy orgulloso de lo que hemos hecho, ha sido un viaje bastante arduo, ha costado mucho encontrar a los músicos adecuados. Empezamos Charly y yo con dos acústicas mimando las canciones e intentando hacerlas bonitas, sencillas y sin complicarnos y la vida. Estamos muy orgullosos del resultado y creo que es por haberlo mimado tanto, ha habido épocas que te desesperas, que dudas, pero cuando ya lo tienes todo hecho te das cuenta de que merece la pena”.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle

 

¿De dónde vienen The Flamingos Bite?

Teníamos un grupo anterior que se llamaba Círculo Polar que hacíamos un rollo mucho más inglés pero era un grupo que empezó como un grupo de barrio, un grupo de amigos que nos juntamos porque nos gustaba mucho la música pero cada uno era de su padre y de su madre, fuimos descubriendo más música hasta toparnos con el rollo americana. Charly y yo teníamos claro que el grupo se estaba desfragmentando, que cada uno iba por su lado y las canciones eran un poco inconexas y perdían lo que es la esencia de la canción. Carlos se fue un tiempo a Escocia a vivir y en ese tiempo estuvimos fraguando este nuevo grupo.

 

Este estilo, el americana, ¿puede llegar más fácilmente a la gente que otro tipo de estilos?

Sí, además es algo que me está gustando mucho de este disco, que gusta a gente de estilos muy diferentes. Es música que normalmente está compuesta en mayor que siempre es más agradable al oído, no tiene excesivos acordes, se cuidan mucho las melodías, suelen ser muy preciosistas igual que los arreglos vocales. Sí es cierto que nuestro disco tiene un toque un poco oscuro y como nos dijo una vez un amigo mío: el disco es oscuro pero sale el sol. Me pareció una definición muy lograda [risas].

 

Y que además le sienta muy bien todo el diseño de las montañas, el bosque, la naturaleza…

Sí, de hecho en la portada está como intentando salir el sol. Todo ha sido pensado, incluido ese diseño del disco, el concepto, no poner una foto por ponerla. El diseñador que tuvimos, Carlos Ramos, que también quiero agradecérselo desde aquí, ha hecho un trabajo brillante, ha entendido perfectamente lo que es la música con el diseño entero el disco y la lástima es que no hemos podido sacarlo en vinilo.

 

¿Se ha quedado material fuera del disco?

Por lo menos 3 o 4 temas. Ahí tuvo mucho que ver Antonio López el productor, le presentamos los temas y nos hemos fiado bastante de su criterio a la hora de escoger las canciones.

 

 

Viene bien una tercera persona que haga un poco de guía.

Siempre es bueno tener una tercera persona y sobre todo, la crítica es muy buena. Si todo el mundo desde el primer momento te dice que todo es cojonudo seguramente hagas las peores canciones posibles, alguien te tiene que azuzar un poco.

 

Mountains es un disco de los que descubres más y más a cada escucha con canciones variadas y de diferentes ritmos.

La dinámica en este estilo es fundamental y las armonías que es una cosa que mola mucho trabajar porque cantamos cuatro, no doblamos las voces es que en nuestro grupo cantan 4 personas. No he visto ahora mismo grupos que hagan eso y me parece un sello muy interesante que cada vez trabajamos más y que es una movida en directo. Últimamente hemos estado haciendo acústicos y es cuando mejor lo sacas.

 

Es un formato diferente y que ayuda a entender de dónde viene la canción y a descubrir un poco más de la versatilidad de la banda.

Sí y si una canción es buena, desnuda tiene que sonar igual de bien. A mí es un formato que me encanta si me hubieras dicho de traerme la guitarra me la hubiera traído [risas], estoy como loco por tocar y el acústico me gusta mucho. Esa desnudez… tiene mucho calor y a veces en los discos eso se pierde por muy bien que lo intentes hacer. Que la gente vea cómo nacieron las canciones y todo el trabajo que hemos hecho para convertirlas en lo que hay en el disco puede hacer que cojan el disco con más cariño sabiendo todo lo que ha costado.

 

Creo que se ha perdido mucho de ver la música como lo que es de verdad, como un trabajo que no por tener la finalidad de entretener no cuesta.

Volver a verla como artesanía. La radiofórmula también ha hecho mucho daño, tú te pones ciertas cadenas y todo lo que ponen es igual, todo lo que suena es lo mismo, son las mismas canciones, todo tiene los mismos arreglos y eso al final hace que sea como si te compras un mueble en Ikea que abres la puerta de una casa y están amuebladas todas igual. Lo interesante es que hubiera voces diferentes, guitarras diferentes, aunque te guste o no te guste, propuestas diferentes y en las radios ahora mismo es todo igual, hay muy pocas radios que tengan un criterio de poner de todo. Además aquí en España por lo que tengo visto somos demasiado puristas, si te gusta la americana sólo te puede gustar la americana, si te gusta el indie español sólo te puede gustar el indie español… He estado viviendo en Inglaterra y allí te puede gustar el indie español, el folk, el rock y el heavy, ¿por qué no?

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies