entrevista a varry brava

El verbo gozar existe para describir al máximo lo que se vive en los conciertos de Varry Brava. Han vuelto con un nuevo trabajo variado, directo y con el que están “muy contentos con el resultado, con la grabación , con el diseño, con la nueva oficina de management…” según nos dice Óscar. Vicente asegura que ha sido un trabajo en que han “contado con gente que ha dado mucho, como Jorge [Guirao] a la producción y todo muy en familia”. Con este Safari Emocional han vuelto a conseguir engancharnos en la ola del buen rollo que les ha caracterizado siempre y dejarnos con ganas de disfrutar de su buen hacer sobre el escenario.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle

 

Se percibía muy buen rollo en los vídeos que ibais subiendo de la grabación. Imagino que eso al final se acaba trasladando al disco también. 

Aaron: Sí, en el resto de discos yo creo que también, pero es cierto que nos apetecía meternos en el estudio con nuestros colegas y pasarlo lo mejor que pudiéramos con toda la gente cercana de Murcia.

Óscar: Las cosas positivas de grabar en casa es que tienes el estudio cerca para cualquier cambio, modificación, cosa que quieras añadir… está el estudio ahí. No es que tengas tiempo ilimitado de estudio, pero yo que sé no es lo mismo que irte una semana a Barcelona y tener que grabarlo a tope.

 

Imagino que eso también te permite ir más calmado, no tener esos tiempos marcados. 

Vicente: Cuando entramos al estudio veníamos de hacer un trabajo bastante avanzado, estuvimos maquetando mucho tiempo y teníamos libertad para cambiar lo que queríamos. El disco se grabó en treinta días pero repartidos en dos o tres meses.

 
¿Teníais claras las canciones que entrarían?

Óscar: Teníamos muchas canciones y claras como siete u ocho. Al final compartiéndolas con Jorge [Guirao] y Toni [Illán] llegamos a seleccionar las que nos faltaban para completar el disco.

Aaron: Sobre todo no queríamos repetir patrones. Había canciones que nos gustaban mucho y se han quedado fuera porque decíamos: “de este rollo, de este corte, ya tenemos una o dos”. Hay canciones que se quedan fuera por querer que haya sitio para todo, que quedara un disco variado y hubiera una o dos canciones de cada rollo.

 

Sí que es verdad que en este disco uno se encuentra canciones más templadas de lo que quizá se esperase de Varry Brava.

Aaron: Nos estamos haciendo mayores…

 

Estaba evitando decir lo de que habéis madurado…

Vicente: ¡No! Es la palabra maldita… [risas]

 

¿Hablamos entonces de versatilidad creativa?

Aaron: Sí, además ahora Vicen está más metido en el proceso, arreglando con nosotros dos, y somos tres personas muy distintas, emocionalmente… [risas] como personas, como músicos, como compositores, nos gustan muchas cosas distintas y los tres nos compenetramos bastante y cada vez se nota más y supongo que lo que hace es enriquecer cada vez más el producto.

 
Imagino que también de ahí puede venir el Safari Emocional.

Óscar: Más por las canciones, aunque bueno, cada canción tiene su autor sí. Yo creo que siempre se nos ha reconocido por una banda fiestera, bailable… pero quien nos conoce y nos sigue desde el principio, sabe que tenemos medios tiempos, cosas más lentas… Yo recuerdo en Ídolo estaban por ejemplo Disco, Miedo, Casualidad, ¿Quién Me Saca De Aquí? Y en Demasié también había canciones más lentas como Amantes De Fuego… Se reconoce más la parte bailable que la parte así más de balada de George Michael que también nos encanta.

Aaron: Con el paso del tiempo Demasié queda como un disco demasiado ochentero, muy divertido y Arriva es un disco de pop muy directo y a lo mejor éste tiene más que ver con aquella primera maqueta en la que había un poco más de todo. Cuando empiezas con las canciones tan de cero pruebas más cosas y estás más abierto a que pasen más cosas, y creo que eso es lo que hemos recuperado un poco, esa sensación de que si nos viene una balada nos viene, si nos viene un pelotazo nos viene, y está guay.

 

 

Suena a volver a los inicios y alejarnos del camino en el que estábamos aunque manteniendo ese italodisco que siempre habéis tenido.

Aaron: Son momentos. Cunado hicimos Arriva nos apetecía hacer un disco muy pop, muy bailable, que la gente pensara: “¡Qué disco más cañón han hecho!” Estamos muy orgullosos de haberlo hecho, en ese momento era eso y ahora cambiamos. Con cada disco hay que darse un poco de aire también.

Óscar: Ha habido también cosas que se nos reconocía en Demasié que sonábamos más a disco clásico y cuando hicimos Arriva no pensamos en hacer eso, sólo pensábamos en hacer hits, pop bailable, con estribillos potentes.

Aaron: Además, si hubiéramos vuelto a hacer un disco como Arriva seguramente habríamos sufrido un infarto los tres [risas].

Vicente: En directo sobre todo.

Aaron: Una hora y media tocando las canciones de Arriva es peor que hacer deporte.

Vicente: Lo de ahora ha sido como echar una mirada atrás pero ha salido de manera muy natural, hay temas que son como una revisión a la manera de ver las canciones que teníamos antes.

 

En cualquier caso, creo que la duda que tiene todo el mundo sobre este Safari Emocional es: ¿quién fue el Varry Brava que tuvo la aventura con Sonia & Selena?

Vicente: [Risas] Todos temíamos que llegaría esa pregunta.

Óscar: Que hable ahora o que calle para siempre.

Vicente: Hombre, lo bueno que tienen las canciones es que cada uno…

 

Vicente, no te vayas por los cerros de Úbeda.

Vicente: Y que haya hablado yo el primero no quiere decir nada…

Óscar: [Risas] Te estás metiendo en un lío…

 

Personalmente me encanta el golfeo de esa canción. Creo que siempre ha sido una de las señas de identidad de Varry Brava, poder hacer canciones divertidas, hacer que el público disfrute, pero creando un producto bien hecho.

Aaron: ¡Es que somos de la generación de los 80, cuando el entretenimiento se hacía bien! Pasa en el arte, en el cine, en muchas cosas de esa generación, y nosotros nacimos en ella. Y nos gusta pasarlo bien, pero haciéndo las cosas bien. Volvemos a referencias de siempre, Mecano, Radio Futura… esa gente hacía canciones para divertirse, para que la gente se divirtiera, y que estuviera bien hecho.

 

¿Sigue habiendo ese gusanillo a la hora de publicar material nuevo con respecto a la reacción de la gente?

Óscar: Claro que sí. Es un trabajo de un año y medio desde que nos juntamos a compartir las ideas que teníamos, a maquetarlas, a darles forma entre los tres, seleccionar los temas, grabarlos… así que cuando sale quieres que guste.

Aaron: A mi me pone mucho más cuando sale el disco que cuando salen los singles, con esos te da un poco igual, quieres que la gente se enfrente a ti con el disco al completo. Que pase el tiempo y veas si a la gente que te seguía le gusta, no le gusta…

Óscar: Sí, lo de los singles es una formalidad, está establecido que hay que hacerlo así pero…

Vicente: Te hace que puedas tener una idea preconcebida errónea.

Aaron: Y que también llega un momento que estamos haciendo lo que nos apetece, no tenemos ninguna presión ni motivos para hacer algo que no queramos musicalmente, estamos súper bien apoyados por la oficina, sabemos que vamos a tener un buen año de festivales, de conciertos… Con todo eso al final yo siento un punto de tranquilidad de que sea lo que sea, al final es lo que nosotros hemos decidido hacer con nuestras manos y nuestra cabecita.

Óscar: Estamos aquí, currando, de bolos, y viviendo de esto. Yo por lo menos en este momento me siento pleno, me siento tranquilo, y estoy feliz con lo que hacemos y la proyección que estamos teniendo.

Aaron: Estamos los tres muy… [risas] en sintonía… Es la hostia.

 

Planes para 2017 con Safari Emocional.

Aaron: Pues si seguimos así, ¡enrollarnos los tres macho! [risas]

 

¡Qué viva el amor, claro que sí! Aunque yo iba más por el tema de los directos que imagino que es de lo que tendréis más ganas.

Vicente: Sí, claro. Empezaremos la gira el 18 de febrero en Joy Eslava en Madrid y ya comenzamos a girar por España.

Aaron: Tenemos ganas de meternos en carretera y empezar a hacer el show completo que estamos preparando desde hace tiempo y tenemos mucha ilusión. Es la primera vez que hacemos un show tan gordo, con tantas cosas y queremos dar un paso adelante también en eso.

Vicente: Yo creo que es la primera vez que tenemos problemas a la hora de hacer el repertorio porque ya hay un número de temas como para tener que quitar alguno.