entrevista a zahara

Hay discos que suponen un antes y un después en la carrera de algunos artistas. Santa de Zahara podría ser uno de ellos. No es que a Zahara le faltase público, no es que no llenase las salas donde tocaba, pero es evidente que ha supuesto un gran crecimiento en la carrera de la de Úbeda. Reina de las redes sociales, artista multidisciplinar y consciente de que sacar un disco no es tarea fácil, su tercer álbum ha sido un trabajo para discfrutar no sólo musicalmente sino artísticamente desde el diseño del álbum hasta los videoclips de cada sencillo. Todo este trabajo ha dado su fruto, pero como todo lo bueno, a Santa también le ha llegado su final. Zahara nos visita vestida por Moisés Nieto para hablarnos de lo humano y lo divino de esta despedida además de avanzarnos algo de lo que aún está por llegar. Ha comenzado “La Santísima Trinidad Tour”, el fin de gira de este álbum que se despide con tres conciertos en tres ciudades y en tres formatos diferentes. Las entradas vuelan. Parece que nadie quiere perderse el final de una etapa que seguramente es ya, inolvidable.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle

 

cabecera_duda

 

Triple despedida de ‘Santa’ y además por todo lo alto, ¿Cómo se afronta el decir “hasta pronto” a este trabajo?

Creo que lo he hecho en un momento en que todavía le tengo cariño al disco, es decir, todavía puedo subirme al escenario y cantar unas canciones con las que me identifico y, a la par, estoy llegando a ese momento en el que ya no quiero cantarlas más. Creo que lo he hecho antes de que llegue lo trágico [risas] así que estoy contenta porque ha sido una ruptura sentimental, romper a tiempo, antes de que llegue la desidia, el tedio y el abandono. Todavía lo quiero lo suficiente como para hacerle una despedida… [¿Digna?Si, totalmente [risas].

 

zahara_2Me imagino que eso es ley de vida, llega un momento que los artistas, como personas que sois, también tenéis que decir “estoy cantando siempre lo mismo, esto ya forma parte del pasado y ahora estoy en otro punto”.

Sí, lo bueno que tengo es que lo que intento hacer con mis canciones es hablar de una manera que parece abstracta, que en realidad para mi es muy concreta, intento hablar de cosas muy específicas, pero me permiten volver a empatizar con otras personas que generen lo concreto. No necesito ligar una canción a una persona específicamente que luego me haga aborrecer eso, el tener que acordarme de esa persona. Mis canciones tienen lo suficientemente de todo para que no tenga que evocar a una persona en concreto. En ese sentido no me estresa demasiado tener que cantarlo. De hecho, hay canciones antiguas que puedo volver a cantar y que digo “no pasa nada, tengo algún punto de conexión con esto”. Sin embargo, sí es verdad que sobre todo en lo últimos años, con todo lo que he ido cambiando, necesito otra cosa. Me apetece tanto cantar otras cosas que es un poco cárcel. Ahora no me importa porque es el final y el cantar cosas antiguas está bien, es casi peor cuando ya tienes el repertorio nuevo y tienes que meter canciones antiguas. Al inicio de la gira, que obviamente no puedes montar un concierto entero con lo nuevo, tiene que haber de todo, el cantar canciones que ya sí que están lejos, lejísimos, cuatro discos antes, es como “a ver esto, ¿cómo lo hago ahora?”.

 

Además, me imagino que es ese “tengo que, aunque no me apetezca mucho, se lo debo a la gente, que es la que viene a disfrutar de mis conciertos”, ¿no?

Claro, obviamente tú haces un repertorio para el público, dentro de las limitaciones técnicas o personales que en mi caso yo tengo. Técnicas es que hay canciones que ya no sé tocar yo sola, por ejemplo, Tú Me Llevas es una canción que nunca voy a tocar en acústico porque no sé. A no ser que quiera venir Sergio Sastre a tocar la guitarra y entre los dos nos apañamos pero no es una canción que vaya a tocar nunca así. Otras como Con Las Ganas, aunque técnicamente podría tocarla, emocionalmente no quiero hacerlo, entonces hay canciones del repertorio que desaparecen por eso. Pero las demás, yo estoy tocando para una gente que viene a verme y en ese sentido, yo elijo el repertorio muy teniendo en cuenta quien viene al concierto, me gusta que haya algo dinámico, inventarme una versión, variar alguna canción que he tocado mucho para que parezca otra…

 

Al final, es no aburrirte tú y no aburrir al que va a verte, creo que el público agradece que no sea siempre lo mismo y las canciones antiguas se actualicen y se trabajen para que te sepan diferente.

Yo es lo que intento siempre. De hecho este año con los festivales, que no tenía repertorio nuevo, me preguntaba: ¿cómo voy a tocar si el público de los festivales es gente que viaja y que me ha visto en otros? ¿ahora van a volver a ver el mismo concierto? Y ahí es donde a mi se me genera la tensión de cómo dar la vuelta a lo que ya tengo para que suene diferente. A veces empiezo bailando con la gente y esto les disloca tanto que ya he ganado mucho, luego puedo hacer cinco que ya se sepan porque están todavía asimilando lo que acaban de vivir [risas]. Juego un poco a eso.

 

zahara_3Como público yo agradezco esas cosas…

Lo que veo también es que mis seguidores son muy reincidentes. Hay veces que he tocado en sitios, como el año pasado en la sala But que hice dos días, el segundo día le preguntaba a mi banda: “¿Vuelvo a decir lo mismo?”. Porque en vez de pensar en las 800 que serían nuevas pensaba en las 100 que habían repetido y me podía eso más. Bueno, también cambiamos el invitado porque primero vino Xoel López y al día siguiente vino Luis Brea, pero era como “Dios, tengo que hacer algo más”. Luego, también hay gente que ya te ha visto que lo que quiere, a veces, es ir a lugares comunes. Yo iba a presentaciones de canciones y me decían: ya están en Youtube, todo el mundo las ha visto, esta gente me ha visto 400 veces… y yo pensaba “¿Otra vez voy a contar la historia de Caída Libre?” y tenía un amigo que siempre  me decía “es que forma parte de ti, tú cuando vas a ver un monólogo ya esperas que pase eso” y, de hecho, es como ver Muchachada Nui, que aunque lo veas por cuarta vez te hace más gracia. Me convencen para dejar ciertas cosas que sino yo cambiaría, yo de un bolo a otro cambiaría cosas.

 

Así que tú banda es la que te dice para, para.

Mi banda y mi gente cercana es la que me dice “está bien, Zahara, ya has cambiado cosas, no pasa nada”. [risas]

 

Bueno, retomando la Santísima Trinidad, tres ciudades, tres conciertos, cada uno con su formato. En Madrid, Libertad 8 y Galileo Galilei con las entradas agotadas ya y pendientes de llenar La Riviera. Vamos, eso a ti te tiene que dar subidón del bueno.

Con los formatos he podido explayarme pero bueno, yo soy doña agobios, porque mi oficina tiende a pensar más a lo grande y yo siempre más en pequeño, entonces al final se queda, por suerte, en algo intermedio. Pero a mi cuando me dijeron “vamos a hacer La Riviera”, yo dije “uy, uy, uy” y llevaban pensando en La Riviera hace ya tiempo y yo decía “esto no puede salir bien, vamos a tocar dos veces antes, no va a venir nadie a verme” y de repente se van agotando las entradas y te quedas más tranquila. Desde que empezó esta gira en el Teatro Lara hasta ahora que nos vamos con tres conciertos seguidos y acabamos en La Riviera… qué guay ¿no?

 

Eso es ver que estás creciendo como artista, ¿cómo lo vives tú? Porque esto empieza a ser algo extremadamente serio (más aún de lo que era).

A mi lo que me pasa es que como conviven la Zahara artista y la Zahara empresaria, una parte, la que podría tener la emoción de “qué bien, estoy creciendo”, está bastante contenida por culpa de la otra, que piensa “como no vengan tantas personas no cubres gastos, quieres subirle el sueldo a los músicos y a ver si no vas a poder…”. Entonces las dos están compitiendo y no acabo de disfrutar de ese crecimiento por todo lo que implica.

 

zahara_4De los tres conciertos, ¿puede que el de Libertad 8 sea el más especial?

Es el que más me acojona y es el que más… ¿cómo lo diría? No especial, para mi el más especial, de preparado, es el trío, es el que más he pensado, más he cambiado el repertorio, en el que más he detallado cosas y el que más hemos ensayado. Esto que vais a ver aquí ha pasado muy pocas veces. En el acústico estoy muy cómoda pero es el que más me acojona porque hace 10 años que toqué ahí y no he vuelto. Aunque es verdad que he tocado en sitios pequeños, Libertad 8 fue la primera sala en la que yo toqué en acústico en Madrid. La primera vez que yo me subí a un escenario en Madrid fue en Libertad 8 gracias a Paco Cifuentes, él tocaba allí, y me invitó a cantar con él. Cuando me invitó a cantar ahí, yo me lo tomaba como un sitio más y de repente subo a ese escenario y… porque claro yo llegué a Libertad 8 muy decepcionada porque yo había oído que fue donde había tocado Ismael Serrano, hasta Serrat, Pedro Guerra… y de repente llegas y te encuentras un sitio pequeño, oscuro… y luego ya cuando subí al escenario fue cuando sentí esa cosa de “espera, espera, que esto es Libertad 8”.  Ahí fue cuando me di cuenta de lo que significaba.

 

Además, yo creo que con Libertad 8 a todos nos pasa, que piensas, ¿ésta es la mítica sala?

Claro, es que relacionar mítico con esa sala… aunque también yo era muy joven, yo tenía 20 o 21 años y claro, a lo mejor, para mi la palabra mítico venía asociado a cosas grandes. Entonces no era tan moderna como para entender que lo mítico podía ser algo pequeño y fue un choque. En ese concierto que te digo estaban viéndome Marwan y Lucas Álvarez (Pez Mago), y gracias a Lucas conseguí mi contrato editorial porque al día siguiente me llevó a la editorial y días más tarde firmé con ellos, y Marwan escuchó la canción y me dijo “te vienes en dos semanas a Búho Real que toco allí y compartimos el concierto”. Eso fue el principio de muchos, de un no parar de viajes a Madrid. Así que sé que ese concierto va a tener un componente hasta de pasarlo mal, ¿sabes? es el que más presión me genera en ese sentido, porque yo estoy protegida en mi castillo, con sus puertecitas bien cerradas herméticamente que voy abriendo y dejando entrar la emoción según la necesito, entonces me da miedo tenerle tanto pánico a esa emoción, quedarme bloqueada o tenerlas que abrir de par en par y que en mitad del bolo me tenga que bajar del escenario llorando porque no puedo seguir cantando, súper folclórica. [risas] Entonces, es el que más tensión me genera porque tengo que gestionar muchas cosas ahí. No es como el de banda que es el que más me apetece y va a ser un puto flipe, por todo, porque es el último, porque vamos a llorar como perras de felicidad, además vienen los Mucho a despedirse de este proyecto, así que llegará un momento en que estemos los diez en el escenario y será un locura, porque está invitada Yola Berrocal y no hay nada mejor que eso en el mundo, ya sólo por eso va a ser el mejor concierto de todo el mundo.

 

zahara_5¿Esta vez ha confirmado asistencia?

Ella está invitada y enterada y hay una comunicación dinámica, ahora si me hubiese confirmado no te lo diría [risas]. Pero ojalá pueda porque sería para mí… Es lo que ha faltado en la gira pero involuntariamente porque no ha podido por Supervivientes, por su gira… porque ha estado invitada a muchos conciertos y a festivales y todo, pero nunca ha podido. Para mi sería espectacular. Y luego también va a haber invitados, hemos invitado a músicos a que toquen, no sólo mis canciones, sino que va a haber lugar para gente que yo sé que a mi público le va a encantar, he pensado mucho en ellos a la hora de elegir a mis invitados. Va a ser un concierto muy guay, es una expresión muy infantil pero creo que va a ser un concierto de tener la sonrisa todo el rato en la cara y de fliparlo mucho. Y acabar, además, en un momento en el que me apetece tanto preparar el siguiente, dedicarme a mí un tiempo para tener una rutina de estudio y composición, de levantarme y trabajar… me apetece mucho.

 

¿Qué es lo que viene ahora, a partir de este fin de gira de ‘Santísima Trinidad’? ¿Se está gestando algo ya?

Hay poco, tengo sinceramente cuatro canciones y media, lo que tengo me fascina y me fascina muchísimo, creo que he encontrado las melodías más bonitas que he hecho nunca. Hay algo que me encanta, de lo que me siento muy orgullosa y ojalá pueda mantenerlo en las que sigo haciendo. Musicalmente, como todavía no he empezado a preproducir pues no sé hacía dónde irá pero seguramente comparta la parte de la Santa de Inmaculada Decepción, La Gracia… creo que está más ahí que en Rey de Reyes y Crash.

 

¿Digamos que buscando un poco más de grandeza?

Creo que sí, estoy componiendo en mi casa pero yo oigo todo en mi cabeza, oigo unas cuerdas que entran, que se apagan, unas trompetas, bueno, bueno lo oigo todo [risas]. Claro, luego transmitir todo esto a Sergio que es el que se encarga de transformar todas mis palabras locas en música… pero sí, oigo todo esto y me parece un disco más grande a ese nivel y menos rockero, que yo creo que ya he demostrado, no porque tuviera que hacerlo, pero que ya tengo esa casilla tachada, aparte de llorar en un concierto de Zahara también has podido bailar.

 

Cosas que hacer antes de morir.

Claro [risas], que mi público baile, bien. Yo tranquila. Que se ría. Estoy tranquila también porque voy a seguir teniendo un repertorio de festivales, no estoy preocupada por eso, que es como la presión que tenemos en España todas las bandas.

 

 

¿Crees que parte de ese crecimiento que ha tenido Zahara con ‘Santa’ se debe gracias, también, a esos nuevos adeptos y que este año te has movido mucho por festivales?

Creo que la culpa principal ha sido del disco en sí porque los que no me conocían mucho, los que sólo les sonaba se han sorprendido porque esperaban algo de mí que no se correspondía con lo que luego se han encontrado. Esto me lo encontré cuando saqué el disco, que mucha gente me decía “jamás pensé que diría esto pero estoy escuchando a Zahara y me flipa”, y esto no fue un comentario, fueron muchos así y a mi me encantaba, decía “bienvenidos, todos”. Evidentemente, a los que me siguen de toda la vida les tengo un cariño especial pero me parece maravilloso también que a alguien que nunca le he gustado de repente le guste, me encanta. De repente conectaba con un público nuevo, eso ha hecho mucho por sí solo. Esto favoreció que estuviera en festivales, que de pronto los promotores vieran que había un potencial festivalero, que la gente saliera de mis conciertos habiéndoselo pasado bien. Ha sido todo una serie de pequeños pasos bien dados que han tenido la suerte de que han funcionado, porque podría haber hecho este mismo disco y que no hubiera pasado esto. Ha sido una combinación de mucha suerte con mucho trabajo bien hecho desde el punto de vista objetivo. Luego yo creo que bien, pero esto ya es mi opinión.

 

zahara_1Desde mi punto de vista también creo que lo habéis hecho bien, porque al final se ve, lo que decíamos antes, que la gente se curre algo, que no venga a ofrecerte lo mismo de siempre, que veas una implicación. Tanto en los vídeos que has sacado, como en los conciertos, yo creo que todo eso se percibe.

Por ejemplo, en lo vídeos, yo tenía muy claro que Crash tenía que ser un vídeo performance en el que tocásemos y la gente viera lo que pasa en directo; El Frío tenía que tocar al fan clásico que le gusta ese lado melancólico de mi y del cual me siento súper orgullosa, y creo que Lyonna era la persona ideal para hacer ese vídeo; Caída Libre ha sido un vídeo pensado exclusivamente para los fans, para pasarlo bien, ya está, no es el vídeo que mejor realizado está del mundo porque lo he hecho yo, ni teníamos medios, ni teníamos pasta, pero vamos a pasárnoslo bien, en ese vídeo le dimos más importancia a transmitir diversión.

 

También es el punto de la canción, es una canción divertida y es para eso, para bailar, no vas a hacer un vídeo profundo con Caída Libre

Uy, me hubiera encantado, ¿te imaginas? [Risas] El vídeo en blanco y negro de Con Las Ganas pero sonando Caída Libre. Jo, tío tenía que haber hecho eso. Lo habría petado mucho más seguro y a la gente le habría volado la cabeza. Y luego sacar Caída Libre y entonces lo hubiera petado todavía más, ¡lo he hecho todo mal! Acabo de darme cuenta del fracaso de mi carrera [risas].

 

Zahara, hace poco hablaba con un cantautor precisamente, sobre una reunión de cantautores en una casa…

¿Rollo OT El Recuentro?

 

zaharaNo, no, pero me dio por pensar que veo muchísima unidad en lo que es el mundo cantautor, aunque luego me dijo él que eso era lo que se veía, pero que luego no hay realmente tanta, pero me dio por pensar que parece que hay mucha unidad en cuanto a cantautores se refiere, pero si hablamos de mujeres cantautoras… me cuesta más verlo.

Es que hay una cosa muy fácil, que es una cuestión de números, ¿cuantos músicos hombres hay? Hay tantos que seguro que, en cuanto a afinidad, salen cinco con los que montar una banda de músicos. Pero, ¿cuántas mujeres músicos somos? Carmen Boza, Russian Red, Anne B Sweet, Alondra, Vega, Conchita, Maika Makovski… es muy difícil que teniendo a tan pocas, todas me caigan bien, tenga afinidad, porque me puedo llevar muy bien con ellas pero me puedo llevar muy bien con Santi Balmes y no le llamo para hacer nada. Me refiero que es una cuestión puramente de números. Si hubiera la cantidad de mujeres dedicándose a la música como hombres no tendría más remedio que tener a cinco, mínimo, que fueran íntimas. Sería mucho más fácil pero cuando hay tan poco… Además, por parte de la prensa, en vez de hablar de nosotras como artistas, o como cantantes, o como compositoras, se nos ha hablado como “las chicas en la música”, entonces llega un momento en que te quieres despegar de eso, que todo el rato te estén comparando con alguien cansa porque por una cuestión de género no tienes por qué compararme con otra persona porque lo único que tengo en común con ella es que somos mujeres, ni mi música se parece, ni cantamos en el mismo idioma, ni mi puesta en escena, ni mi manera de interpretar, nada, tengo cero en común. Ésto ha hecho mucho también por ese distanciamiento, entonces ha tenido que pasar mucho tiempo para que yo haya cantado con Anni B Sweet, fue en un concierto mío cantando Funeral, una canción que nadie esperaba que cantara conmigo en castellano y, encima, una canción cañera. Todo el mundo se pensaba que íbamos a cantar El Frío, y dije “no, súbete aquí y demuestra que eres una tía con ovarios y molas infinito” y así lo hicimos en Granada. Con Russian Red tengo una relación de puta madre, aunque está en Los Angeles y es más difícil. Con Maika Makovski también, que creo que es la artista ahora mismo con mayúsculas que hay en este país. Y ahora ha pasado el tiempo suficiente como para quitarnos ese lastre, si ahora me dicen que me parezco a alguien, lo digo orgullosa, pero es que yo tenía unos referentes que no tenían que ver con el género, tenían que ver con la música y nunca nadie los sacaba a relucir, siempre había una relación estética.

 

zahara_6¿Es más difícil que la prensa, a nivel mediático, se tome más en serio el trabajo de una mujer que el de un hombre?

Para empezar, las mujeres artistas siempre vamos a salir en entrevistas de moda y los hombres no, es decir, ya tenemos un trato por parte de la prensa bastante diferenciado. Yo puedo salir en Vogue, en Glamour, ir a un evento para Cosmopolitan, y ellos van a salir en Rolling Stone, en RockDeluxe, Mondo Sonoro… Yo estoy en un escenario, y cuido mi puesta en escena, como lo hace otra persona, pero de mi se va a hablar si estoy guapa, si estoy buena, del vestido que llevo… A ver si yo cuido mi vestido es porque forma parte de un escenario, como cuido la guitarra que llevo, pero no hablan de mi guitarra, no, hablan de mi vestido, y el que decide ponerse una camiseta o el que decide ponerse una chaqueta, o ir todos de blanco como hacen Ellos, también han tomado una decisión artística, pero de eso no se habla, se habla de cómo molan las canciones. A nosotras siempre se nos habla de estética, de moda y de sentimientos, y de los hombres se habla de cambios, de revolución y de madurez, nosotras siempre somos “las chicas de la música” y ellos son “los músicos”. Va cambiando, pero quedan años, creo que quedan cientos de años para que esto cambie. Creo que no hablamos ni de décadas, sino de un montón de tiempo para que ya no haga falta hablar de si es mujer o si es hombre. La gente es que dice ahora “no hay que hablar de esto”, perdona ahora sí, ahora hay que hablarlo, hay que hacer muchísimo hincapié, como los festivales sólo de mujeres o bandas lideradas por mujeres, porque somos menos, porque tiene que haber una discriminación positiva para llegar a un objetivo, y luego, cuando lo consigamos, entonces ojalá no se hable de las mujeres en la música sino que se hable de la música, y se nos quiten todas estas etiquetas de género.

 

Me parece muy acertada esa frase de que de vosotras se habla de “las chicas de la música” y de ellos se habla de “los músicos”.

Hombre, ¿tú has visto tocar a Boza o a Maika? ¿Tú has visto eso? Y luego ves tocar a otros músicos hombres, no voy a decir nombres, encima de un escenario que no saben ni pisar un afinador.

 

Para no acabar tan serios, dime en una frase corta lo que va a ser este final de gira de ‘Santa’.

Lo que yo he intentado es que sea un todo, darlo todo de verdad, en todos sus formatos y llevarlo al extremo, no quedarme con la sensación de “ay, podría…”. Es una gira de llegar al final sabiendo que he hecho todo lo que me ha apetecido, que he cogido las canciones que he querido cantar y que lo he hecho de la manera que creo que mejor se adaptan a cada repertorio. Cada canción está hecha para que se exprese al cien por cien. Es una gira hecha pensando en las canciones y para mostrarlas con todo lo que tenemos. Algo que lo defina sería llegar al final con toda la artillería pesada, es un final de fuegos artificiales. Aunque un fuego artificial sea hacer una canción yo sola, a capela y sin amplificación ninguna, en un escenario con 1.500 personas. Eso es un fuego artificial, precisamente a eso me refiero.

 

pie_2

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies