entrevista a dani molino

Expectativas no hay porque en el pasado me llevaron a decepciones y no merece la pena. Lo importante es el camino. Disfrutar lo que pasa mientras intentas llegar a un punto.

Parad el mundo que yo me bajo aquí. Algo así tuvo que pensar Dani Molino cuando se lanzó a la aventura que le llevaría a recorrer Estados Unidos para traerse la maleta llena de experiencias y sonidos que serían el germen de lo que ya es su primer álbum, “Trails”. Nos hemos aficionado a desayunar en La China Mandarina, en la Plaza de Cascorro de Madrid, y allí charlamos con Dani sobre el nuevo disco y la inminente presentación en directo este jueves 25 de febrero en El Sótano en la que está deseando enseñar orgulloso el trabajo que tiene bajo el brazo gracias a una campaña de crowdfunding que completó con éxito.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Sara Garle

 

disco_danimolino

 

Tu primer largo y lo has conseguido gracias a la financiación colectiva del crowdfunding.

Sí, la verdad que me apetecía involucrar a la gente. Además de para poder sacarlo adelante, lo cierto es que como el disco habla de una historia, relata la historia de ese viaje, me apetecía que la gente viera cómo se iba haciendo, que entendieran el significado del disco y de esa historia. Así también a través de esas plataformas, poder enviarles vídeos del viaje, escribir artículos sobre las canciones, sobre lo que significaban… Iba describiendo el viaje punto por punto para que la gente viera cómo íbamos haciendo el disco poco a poco. Y al final el disco que hemos sacado, viene con un DVD con todo ese contenido.

 

¿Cuál es ese punto de inflexión en el que tú decides dejarlo todo y emprender ese viaje?

Yo llevaba un tiempo que no estaba muy contento viviendo en Londres y estaba un poco estancado con mi carrera allí, cansado de la escena musical de Londres y para rematarlo mi chica me dejó. Llega un momento en que se te cae absolutamente todo y te das cuenta de que no sabes por dónde tirar y decidí que la etapa londinense se había acabado. Antes de tomar ninguna decisión sentía que necesitaba irme a algún lado y dejar de pensar en todo. Así que tres meses después planeo el destino y la duración porque como Estados Unidos está algo limitado por el visado… Simplemente fue en ese momento una escapatoria para escapar de todas esas mierdas que nos pueden estar rodeando.

 

Dani Molino (12)Una vez que estás en suelo americano, ¿cuál es el foco del viaje, qué guía tus pasos de ciudad en ciudad?

El principio estuvo marcado, al menos las dos primeras semanas, por un sitio al que siempre había querido ir que era Nashville. A partir de ahí tenía claro que me apetecía ir a sitios como Memphis, Nueva Orleans…

 

Grandes cunas de la música.

Sí, lo de ir allí fue un poco por la música. Yo estoy muy influenciado por la música de Estados Unidos y esas ciudades son un poco la cuna de la música que yo he hecho.

 

Imagino que visitar todos esos nidos ha dejado un buen poso en este disco.

Sí pero fue un poco sin querer. Al final el estilo que sale de lo que hago tiene tintes de americana, country… peor tampoco creo que sea fiel a esos estilos pero sí de alguna forma se ha visto un poco impregnado por los sonidos de allí.

 

El disco lleva la firma en la producción de Dany Richter.

Sí, cuando volví a Madrid y estuve escribiendo las canciones y un poco planeando el proyecto, tenía que buscar un sitio para grabar y el novio de mi hermana que es ingeniero de sonido, justo casualidades de la vida me pasó un vídeo de YouTube de una entrevista a Dany sobre su estudio y vi el estudio tan bueno que tiene. Le pegué un toque, fui un día para allá, le enseñe todas las maquetas que había hecho y el resto es historia.

 

Dani Molino (11)Además de en la parte del productor, en el disco como músicos también has contado con gente muy interesante.

A Juan [Zelada] le conozco de hace mucho tiempo de cuando él estuvo en Londres, tenemos amigos en común, así que le conozco de hace tiempo. En la parte de los pianos sí que quería contar con él. Pero luego todo ha ido surgiendo poquito a poco, músicos que he ido conociendo estando aquí. A Sergio [Fernández] era bajista de Juan, a Amable [Rodríguez] me lo recomendó Sergio, los metales también creo que me los recomendaron Sergio o Amable, a Ana [Franco] la conocía Dany y luego la parte de Nashville surgió por un tío que conocí yo cuando fui a allí que había sido bajista de John Foggerty y me pasó un par de nombre para el sonido de allí y luego te pones a investigar y te das cuenta de quienes son y resulta que habían tocado con gente como Dolly Parton… Así que ya te digo poquito a poco, con unos con otros, pues se ha formado el disco.

 

Y con tanta gente como se ha juntado en el estudio, ¿cómo lo llevamos luego al directo?

Al de El Sótano vamos a llevar toda la artillería, vamos a ser nueve personas sobre el escenario y luego pues si hay una cierta repercusión y podemos ir a tocar a otras ciudades, el formato dependerá un poco de cómo podamos tocar. Pero lo primero es el de lanzamiento. Además Ana también hará los coros y va a abrir el concierto con su repertorio de Coffee & Wine.

 

Un concierto especial vaya.

Uf, para mí va a ser muy emotivo. Cerrar un ciclo. La celebración de algo que comenzó hace seis o siete años cuando me marché a Londres. Tengo muchas ganas de compartirlo con todo el mundo y más allá del hecho de tocarlo en directo, me apetece celebrarlo. Juntarme con todos los que lo han grabado, los que han participado en este disco y pasar un muy buen rato.

 


Dani Molino (17)¿Imaginas ya cuál será el tema que más vas a disfrutar en directo?

Uf, muchos, muchos. Yo creo que el directo va a tener mucha dinámica. Creo que va a haber muchos momentos. Me apetece mucho tocar el disco entero pero luego nos vamos a ir a temas que tenía en los otros discos y que tienen mucha vida, mucha interacción con el público. Supongo que las últimas serán más especiales, vamos a organizar una culminación buena para que la gente lo cante bien.

 

¿Estamos centrados en disfrutar el camino más allá de a dónde nos pueda llevar, o tenemos ciertas expectativas con el disco?

Expectativas no porque eso en el pasado me llevó a decepciones y al final no merece la pena. Lo importante es el camino y no el objetivo. Disfrutar lo que pasa mientras intentas llegar a un punto.