entrevista a fabián

He grabado, mezclado y producido entre amigos, lo hacemos todo de una manera muy familiar y muy bonita, vamos aprendiendo, haciendo mejor las cosas y eso se nota

Ha vuelto a hacerlo. Fabián publica nuevo álbum con la calidad y elegancia a la que nos tiene acostumbrados. Sí que es verdad que hay un cambio sonoro evidente en este nuevo trabajo pero desde luego le ha sentado bien ese giro. La Fe Remota nos trae a un Fabián “muy contento. La verdad es que la gente está respondiendo muy bien. Estamos haciendo un montón de entrevistas, que es algo a lo que tampoco estábamos muy acostumbrados. Había algunos medios que nos hacían caso pero ahora parece que en general nos hacen un poco más. Supongo que es normal, que después de cinco discos la cosa vaya cuajando un poquito más”. Y es que sí, ese es el caso de Fabián, uno de esos compositores fantásticos que tenemos en nuestro país que viven casi escondidos del mundo y que hacen discos que son joyas sonoras esperando ser descubiertas.

 

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Rubén D. Cuesta

 

fabrec¿Qué crees que tiene este nuevo disco que quizá no tuvieran los anteriores para que ahora llame más la atención de esos medios que antes quizás estaban más reticentes?

No lo sé, siempre digo que hacemos las cosas entre amigos. Desde el primer disco Espera A La Primavera e incluso desde el anterior, un EP que autoedité que se llamaba Plegarias, siempre he grabado, mezclado, producido entre amigos, siempre gente de aquí de León y colegas, lo hacemos todo de una manera muy familiar y muy bonita y supongo que poco a poco vamos aprendiendo, vamos haciendo mejor las cosas, y eso se nota a la hora de tener un trabajo grabado. También es verdad que esta vez… bueno, siempre saco discos cada dos años, este han sido dos años y medio (risas) he tenido un poquito más de tiempo para pensar las canciones, para hacer las cosas, lo hemos grabado casi todo entre Pepe López y yo, menos una trompeta muy bonita que suena en Sálvalo que la grabó Raúl Márquez, y nos hemos tomado un poquito más de tiempo para hacer las cosas y creo que se nota.

 

¿Quizás sea ese tiempo es el que hace que los temas suenen tan diferentes aunque con la esencia clara de los que veníamos escuchando de Fabián?

Creo que se debe más bien a una progresión musical. Crecemos y escuchamos más música, nos interesamos por hacer cosas diferentes… Si estuviéramos haciendo siempre la misma canción sería un poco aburrido, nos interesamos por otras formas de hacer música por otras formas de hacer canciones y al final te dejas llevar un poquillo. Por ejemplo en Sálvalo nos acercamos un poco al progresivo, a los solos de jazz, nos acercamos a la música negra en otras canciones del disco… No sé son cosas a las que te acercas después de haber tocado mucho por ahí, de haber escuchado mucha música, y de relacionarte con más músicos.


UN SALTO DE FE

Recuerdo cuando lo grabaste que me decías: “me he metido en la locura de un nuevo disco”, ¿es realmente tan loco el grabar un disco hoy en día y de ahí lo de La Fe Remota?

Es una locura en el sentido de que, tú lo sabes tan bien como yo, la cosa está saturadísima, hay cincuenta mil grupos, todo el mundo graba, todo el mundo quiere que escuchen sus canciones, y al final no sé, con la idea con la que yo me muevo, la idea de La Fe Remota es hacer canciones para uno mismo, intentar explicarte tú, explicar lo que te rodea, estar a gusto con eso… yo creo que ese es el camino porque si te enfrascas en esa vorágine de “escucha mis canciones”, “lo he enviado y no me hacen caso”, “he dado un concierto y no ha venido demasiada gente”, es como que te vuelves un poco loco. Al final lo que tienes que hacer, o lo que a mi me funciona vamos, es hacer canciones para mi que tengo la suerte de que además le gustan a bastante gente y simplemente tirar con eso para adelante y ser feliz con eso.

 

Fabián por Rubén D. Cuesta#2¿Es fácil no perder esa fe? Pensando en cualquier proyecto ya no sólo en la música, porque imagino que al final tiene que ser un actitud frente a la vida en general, saber que uno inicia algo pero no sabe donde le va a llevar, tener cuidado con las expectativas que no nos jueguen una mala pasada y parezca más fácil tirar la toalla, ¿te lo has planteado alguna vez?

No… en realidad sí, claro (risas) yo creo que se lo ha planteado todo el mundo. Lo que ocurre es lo que tú dices, es una cuestión de expectativas. yo estoy ahora contento con el sitio en el que estoy, afortunadamente la crítica me trata muy bien, viene gente a mis conciertos, pero todo es una cuestión de donde pones tus expectativas. Evidentemente si haces este tipo de música en un país en el que no es la opción mayoritaria tienes que saber que hay determinados caminos por los que no vas a poder ir, pero si sabes que hay otros por los que sí, pues supongo que no tendrás esa frustración de la que hablábamos antes.

 

No plantearse a dónde nos llevará el camino, mejor disfrutar el camino y ya llegaremos a donde haya que llegar.

Sí, pero al final no sólo en la música, sino también tú mismo como persona, tienes que intentar disfrutar de lo que te ha tocado vivir, porque si no es que te vuelves loco (risas) es el único camino para ser feliz si es que existe alguno, no vamos a ir ahora de gurús (risas)

 

Te has tomado algo más de tiempo para grabar el disco, pero ¿ha sido fácil la selección de los temas?

Sí porque en realidad creo que grabamos catorce temas y al final nos hemos quedado con once, diez en el disco físico más uno en la descarga digital en la web. Los otros tres los tenemos ahí apartados, no porque no nos convencieran, sino porque no pegaban con lo que era el concepto del disco. A mí todavía me gusta trabajar con discos enteros, es uno de esos caminos raros (risas) que parece que ahora no se llevan demasiado. El concepto de disco entero, de ponerte de la primera canción hasta la última, a mi me interesa. Esas tres canciones que se quedaron fuera eran canciones muy válidas pero que no aportaban nada al conjunto del disco, entonces nos las hemos reservado y ahí las tenemos.

 

Eso sí, entre las que pasaron el filtro hay una versión.

Sí, la canción que cierra el vinilo y el cd, la edición física, es una versión de Carlos Madrid, un cantautor cartagenero que me gusta muchísimo, de los escritores de canciones que más me emocionan, y además muy amigo mío. Siempre me he empapado mucho de sus canciones y a la hora de cerrar el disco me hacía mucha ilusión tocar Los Relámpagos. Él me dijo que encantadísimo y yo estoy muy contento. La estoy tocando por todos los lados, cada vez que tengo una entrevista es una de las canciones que canto porque me gusta mucho y conecta mucho con mi imaginario particular.

 

Hay gente a la que no le acaba de gustar lo de hacer versiones aunque personalmente me parece un ejercicio fantástico tanto para el artista como para el público pero…

Sí… no sé, a mí me gusta siempre que tengan un sentido, quiero decir, hacer una canción calcada a otra grabación me parece que no tiene demasiado sentido pero esta como te digo, esta es una canción que me emociona mucho que conecta con mi forma de escribir, de ver las cosas, de cantar, y que además la hemos hecho diferente. Antes hicimos lo mismo en el Adiós Tormenta con una canción de Calamaro de Todo Lo Demás, la hicimos totalmente diferente. Ahí sí que tiene sentido hacer una versión. Hacerla por hacerla, calcada… eso sí que no tiene demasiado sentido claro.

 

Fabián por Rubén D. Cuesta #1FABIAN & LA BANDA DEL NORTE

Esos cambios sonoros de los que hablábamos, ¿no hacen que luego debas o quieras actualizar el repertorio de los conciertos para que las canciones suenen lo más similar posible y haya una coherencia en el directo también?

Bueno, puede que sí pero es algo que surge de una manera muy natural. Al final nos juntamos todos los músicos en el estudio para ensayar y tocamos las canciones de esa manera tan natural que van surgiendo las cosas, no es que digas: “vamos a intentar hacer las canciones del anterior disco de esta manera para que suenen como las de este”.

 

¿Cómo van a ser esas presentaciones en directo?

Dependiendo del aforo y de los locales van a ser en acústico, en dúo o en trío, o con banda. En León, en Madrid y en Zamora por ahora ya están programadas con banda y luego también estaremos en San Sebastián, Valencia, Barcelona…

 

Y por ahora, por lo que va saliendo de los ensayos, ¿cómo está sonando La Fe Remota?

Nos hace mucha ilusión tocar las canciones nuevas, estamos muy a tope con todas, vamos sacándoles sonidos para el directo. Una en particular no sabría decirte… por ejemplo Sálvalo suena muy bien, Turista… todas las canciones que son de banda, de banda grande, suenan muy bien, Premio Y Castigo suena muy guay… la verdad es que están sonando todas muy bien y hay muchas ganas de presentarlo en directo porque estamos contentos de cómo está sonando en los ensayos.

 

¿Con qué formato estás tú más cómodo?

A mi siempre me gusta girar con la banda porque como te digo, son mis amigos y nos lo pasamos muy bien, nos reímos mucho, tenemos una conexión muy bonita entre todos y además en los conciertos con banda siempre hay lugar para de repente coger la guitarra acústica, coger el piano y hacer tres o cuatro canciones, hacer un set acústico. Asique si me tengo que quedar con uno me quedo con el de banda, claro, porque lo tiene todo.

 

Puedes hacerte con el nuevo disco de Fabián “La Fe Remota” y ver sus próximos conciertos a través de su web. Este mes de enero estará en León el día 2, en Zamora el 14, en Madrid el 15, San Sebastián el 29 y Barcelona el 30.