entrevista a fredi leis

La canción de autor está en auge otra vez, pero también hay que evitar poner tantas etiquetas a la música. Al final lo importante son las canciones, que la gente se emocione

 

Apenas ha salido tu primer y nuevo EP y ya estás llenando las salas en las que tocas, salas nada pequeñas como pueda ser la Galileo Galilei de Madrid. Algo interesante y tremendamente bueno debe ser lo que sienta Fredi Leis, protagonista de esta historia con su trabajo Días Grandes. “La gente lo está acogiendo de una manera espectacular, hemos estado los primeros días entre los diez más vendidos de iTunes. No puedo estar más feliz, la verdad es que no esperábamos nada de esto. La intención era sacar el EP, hacer un poco de ruido y tratar de enseñar varias cosas, seis canciones diferentes por decirlo así, varios estilos dentro del mismo EP y que la gente lo escuchase y le gustase pero para nada esperaba el recibimiento que está teniendo”, admite el propio Fredi. No son desde luego pocos ni malos credenciales para estar empezando en esto de la música.

 

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: RLM

¿Qué te lleva a escoger el formato EP? Siempre es un buen formato para la primera toma de contacto con el público. ¿Pensaste: “vamos a sacar estas canciones y a ver cómo funcionan” o fue algo más en plan “éste soy yo y ésto es lo que sé hacer, disfrutarlo”?

Pues yo lo enfocaría más hacia la segunda opción. Escogimos las canciones que a mí más me llegaban por decirlo así, buscando evidentemente un equilibrio, pero es un tema al que le di muchas vueltas (al repertorio del EP), y creo que la intención era esa: este soy yo, para bien o para mal, lo que hay aquí dentro soy yo y lo bueno que creo que hemos conseguido es que yo saliese del estudio con un disco en la mano y muy orgulloso de él. A veces creo que hacemos un disco y pasan los meses y lo escuchamos y decimos “es que ya no me veo tanto”… Y tengo la intuición de que dentro de diez años habrán cambiado cosas pero seguiré viéndome a mí mismo ahí.

 

Y una vez decidido el formato, toca elegir el repertorio. ¿Ha sido sencillo? Porque si en un larga duración es complicado, en un EP…

Sinceramente no. De hecho en los agradecimientos del disco precisamente digo: “agradezco a las canciones que se han quedado fuera y han cedido su sitio a las que están” porque yo le tengo mucho cariño a todas, soy una persona que se encierra bastante, me gusta mucho escribir, y tenía varias opciones. De hecho la gente me dice: “me falta esta canción, me falta esta otra”… Y me dicen canciones diferentes, no se centran en una. Entonces no me preocupa, porque eso es señal de que tendremos que hacer un disco pronto para meterlas (risas).

 

fredi_leis3.2Al final siempre tenemos que tener en cuenta la evolución propia de la persona, son momentos diferentes el de la composición y la grabación frente al lanzamiento y promoción que es cuando le llega a la gente. La mente en cada momento te pide cosas diferentes, parece algo complejo.

Es un poco complejo, sí. A veces con una canción estamos cómodos cantándola, o pensamos que es muy buena, nosotros siempre tendemos a cantar y que nos guste lo último que hacemos, y al final hay canciones que has hecho hace cinco meses o un año y que pasas completamente de ellas y ahora metes en los repertorios porque al final la escuchas, dejas pasar los días y dices: “hombre esto la verdad que no era nada malo, ha quedado algo muy bueno”. Ahí sí que quiero destacar el papel que ha desempeñado el productor del disco que es Ismael Guijarro, porque me ha dado esa visión externa de escuchar las canciones virgen totalmente sin tener el oído acostumbrado a escucharlas, ni cantarlas, ni nada. Y creo que al final su ayuda me ha servido muchísimo.

 

A veces se olvida uno de lo importante que es el papel del productor, tú llevas una idea de por donde va una canción y el te la cambia para intentar exprimir al máximo la canción y suene lo mejor posible.

Totalmente. ¿Sabes lo que pasa? Que yo credo que es básico, que lo hemos hecho así además, para que el artista y el productor vayan hacia el mismo sitio, porque una de las cosas que he dicho desde el principio es que yo no quería imposiciones, yo quería estar contento, yo quiero salir del estudio con un disco en el que yo crea, entonces, para mi es clave la conversación, que el productor y el artista se conozcan que hablen mucho, que hablen de música, pero no de las canciones que van a estar en el EP, sino que hablen de sus vidas… Que el productor sepa lo que me gusta a mi, qué me ha influenciado de pequeño, qué música escucho por las noches, un poco todo porque por ejemplo el hecho de escuchar referencias, es lo mejor para una persona para tratar de transformar tu canción y descubrir lo que tienes en la mente porque a veces tienes cosas en la mente y nos resulta complicado plasmarlas. Y la verdad que Ismael me ha entendido a la perfección. Creo que tiene un talentazo, ha aportado muchísimo y le ha dado mil vueltas a las canciones que han quedado perfectas.

 

Has estado abriendo los conciertos de Rozalén con la que además compartes productor. ¿Cómo es eso de enfrentarse a un público bastante amplio que además no es el tuyo?

Le di vueltas, claro que le das vueltas, porque tú sales a abrir un concierto y sabes que ese público que está ahí viene a ver a otro artista, no viene a verte a ti, la acogida nunca sabes cómo va a ser. Y más como en mi caso que estuve todo el verano grabando el EP, fueron como cuatro meses sin tocar en directo y la vuelta al escenario era en el Circo Price delante de casi dos mil personas. Imagínate el papel. Salí al escenario, y antes de decir ni una palabra, antes de empezar a cantar, miré para arriba y vi los focos y a toda la gente en silencio, y dije: “he luchado todo este tiempo para llegar hasta aquí, llegarle a la gente y que la gente escuche mis canciones”, y en ese momento, fue como un segundo, recuerdo el momento en que mi cerebro hizo “clack” y cambió el chip y empecé a disfrutar. Me dejan estar allí quince canciones más y las canto, que a veces estás como con el pánico escénico y dices: “que acabe esto ya, que salga bien y que acabe ya”… Y no, era lo contrario “por favor que esto no acabe”… (Risas) Así que bueno el impacto fue tremendo claro.

 

Bueno por cómo lo cuentas imagino que la acogida finalmente fue buena…

La acogida fue fantástica, y además se nota ¿eh? Lo notas en redes sociales, en cómo se comportan las canciones, y probablemente mucha de esa gente que llenó Galileo era gente que me conoció por primera vez en el Circo Price viendo a María.

Me da la impresión por lo que se cuece en las salas y lo que poco a poco va saliendo de ellas para ir ocupando espacios más grandes, que estamos viviendo un resurgir en la canción de autor por así decirlo, un cambio en la figura del cantautor…

Estoy de acuerdo contigo si, en lo de la figura por decirlo así… Hay mucho debate con el tema de qué es un cantautor, yo veo gente triunfando como… Vamos a poner ejemplos, Pablo Alborán o Alejandro Sanz que los dos son cantautores, entonces… Yo tampoco tiendo a categorizar o clasificar, yo creo que la música es mucho más que una palabra y lo que hay que hacer es estar abierto a todo tipo de música y no decir: “yo soy un cantautor y a mi sólo me gusta este tipo de canción”… Entonces, estoy de acuerdo en que la canción de autor por decirlo así está en auge otra vez, pero también creo que hay que evitar un poco el poner tantas etiquetas a la música.

 

Las etiquetas al final parece que nos hacen marcar unas barreras que son las culpables de que luego se creen ciertos prejuicios.

Sí, porque de hecho se asocia. Yo creo que le preguntas a la gente por música de cantautor y te van a decir canciones tristes. Y al final para nada es eso. Y no te quiero decir en artistas internacionales, o sea Bruce Springsteen, es un cantautor… Entonces por eso digo que hay que abrir un poco la mente y darnos cuenta de lo que estamos tratando de decir. Pero a lo que vamos (risas) lo importante, las salas a día de hoy se ven muy llenas en directo y eso es lo importante. Es cierto que la venta de discos ha bajado, porque la industria está como está, pero la gente tiene ganas de directo y las salas de los conciertos de los que decías tú, los cantautores, están más llenas que nunca. Y yo creo que eso es esperanzador desde luego.

 

Fredi Leis 1¿Tienes algún tipo de expectativa con este “Días Grandes·?

Sinceramente no me estoy planteando para nada el decir de aquí a dos años tengo que estar en determinado lugar. Estoy viviendo el día a día y centrándome en cada día, me levanto y veo qué hay que hacer, esto y esto o tocar aquí y tocar allá, este tipo de promo o hacer lo que sea. Pero sobretodo tengo muchísimas ganas de hacer kilómetros, de hacer carretera de tocar en directo tengo unas ganas de escenario increíbles. Y mucha ambición, y yo creo que al final es lo importante. Después el resto lo tiene que hacer la gente, si a la gente le gusta ir a los conciertos, mucho mejor. Si va mas lento pues irá más lento, si va más rápido pues también bienvenido sea, pero sin decirme a mi mismo venga tenemos que estar en el número uno tenemos que llegar a no sé dónde, no. Al final lo importante son las canciones, que la gente se emocione.

 

Planes para el nuevo año.

Hacer llegar el disco a cuanta más gente mejor y en este 2016 nos intentaremos meter en una giras por salas para presentarlo en directo.

 

¿Alguna cosa que quieras añadir?

Bueno, yo daría las gracias en mayúsculas, a toda la gente que lea esto y que diga “pues voy a pararme a escuchar a ver qué hace este chico”… pues MUCHAS GRACIAS porque hoy en día no sé si es muy común que una persona con el ritmo de vida que llevamos tenga una hora o media hora para pararse a escuchar las canciones de verdad, entenderlas, profundizar en ellas y meterse en este mundo.

 

Fredi Leis presentará su nuevo trabajo ‘Días Grandes’ en la sala Galileo Galilei de Madrid este próximo 18 de febrero.