entrevista a lantalba

“Es muy difícil negarle algo a una canción porque el resto van vestidas de rosa, cuando una canción te pide piano y cuerda, aunque hayas hecho un disco electrónico tienes que darle piano y cuerda”

 

Con La Chica De Los Ojos Dorados, un disco donde predominan los ritmos electrónicos y con la producción de Stefan Osdal de Placebo, llega Lantalba, aunque lo de llegar es un concepto algo complejo porque Alba Gárate, mente creativa detrás de este proyecto, más bien regresa, dejando atrás la etapa en que se dio a conocer como Lantana, este cambio de nombre y este reciente trabajo son un “comienzo fresco, nuevo, con energía diferente, otra edad, otro tempo, y con tranquilidad haciendo las cosas pausadamente”. Y es que aunque hemos tenido que esperar un tiempo considerable para volver a tener un largo de Alba entre manos, ella está “entusiasmada, ilusionada, contenta también por cómo la gente va respondiendo al disco, cómo van asimilando el cambio de nombre, la gente que me conocía de antes y gente nueva que se va incorporando al mundo Lantalba”. Aunque sus primeros trabajos llegaban envueltos en cuerdas y pianos, siempre había hueco para los toques electrónicos y es que “a mi el coqueteo con la electrónica siempre me ha gustado. Igual que lo ultra acústico sólo con piano que es el caso del EP El Encanto por ejemplo… tengo un mundo musical muy ecléctico. En este disco una vez más está ese eclecticismo reflejado, hay canciones más electrónicas, otras que tienen muchos violines, chelos, algunas con pianos… pero sí que tiene un hilo conductor y una unidad sonora, no hay saltos muy grandes, es bastante uniforme, es muy armonioso” afirma Alba.

Entrevista: Carlos Fernández
Fotos: Gema Temprano

 

 

lantalba_disco

 

No es la primera vez que cuentas con Stefan Osdal de Placebo como compañero de viaje en la producción. Imagino que lo de repetir es porque tienes toda la confianza puesta en su trabajo.

Sí, nos conocimos en 2007, remezcló mi canción Siempre, el primer single del álbum Desorden Y Amor, y desde entonces seguimos con la amistad, el contacto, hemos colaborado en mi EP El Encanto que también hizo algo de producción él y al final hemos terminado trabajando juntos en La Chica De Los Ojos Dorados y el resultado yo creo que ha sido muy positivo. Este disco ha sido como su primer disco oficial en el que ha producido las diez canciones. Es un productor muy respetuoso con las canciones, y eso para mí ha sido todo un descubrimiento porque he trabajado con otros productores que defendían mucho la producción por encima de la canción y había siempre alguna lucha y en este caso no, la canción siempre ha imperado sobre la producción y yo pienso que eso se nota cuando escuchas el disco.

 

Y dejar que las canciones lleven las riendas no es tarea fácil.

No. Yo pienso que el trabajo de un productor está menospreciado últimamente, realmente cualquiera puede hacer un disco en su casa, todos tenemos tantísimas nociones de todo, porque todos sabemos de todo últimamente [risas] somos de todo, lo hacemos todo, entonces el trabajo del productor, esa figura que me parece tan importante, poco a poco se está desvirtuando me da la sensación. Yo pienso que es super importante no solamente para poner los arreglos adecuados a una canción sino para definir cómo va a ser ese disco y cómo van a ser los siguientes dos años de ese artista porque en realidad eso va a ser la clave de cómo se va a presentar en directo, qué es lo que tiene que defender… Encontrar esos elementos con los que el artista está contento, que la canción respire y además suene bello es una tarea que lleva su tiempo, lleva su trabajo y hay que valorarlo.

 

Con todos los cambios que sufren las canciones en la producción, no hay nada que hubieras dicho “pues sí ha quedado bien pero igual hubiera dejado yo ahí aquello que…”

Pues no, porque mira yo creo que cuando las cosas cambian siempre es a mejor y si no estás convencido de ese cambio es porque aún tienen que evolucionar más. Hay canciones que tú puedes decir “esta canción todavía tiene más vida”. Yo sé que de este disco igual que de discos anteriores hay algunas canciones que tienen más vida en el futuro. En ese sentido sí que estoy contenta con todas las canciones del disco y ya te digo, la que se retome en el futuro será porque todavía tiene que evolucionar más.

 

ECLECTICISMO NATURAL Y CANCIONES CAPRICHOSAS

efecto colores brillantesLo cierto es que lo de jugar con la electrónica para ti no es nuevo, es un terreno que siempre has tocado en tus discos, siempre ha estado presente en tus canciones.

Sí, en Desorden Y Amor incluso en el EP primero, también era bastante ecléctico con temas como Melancolía muy electrónicos y de repente Siempre que era con piano y cuerda y nada más. Entonces sí, en este nuevo disco hay muchas reminiscencias de aquel tipo de producción en la que se mezclan todos estos elementos y tenemos canciones por ejemplo Sagrada o Quisiera que son prácticamente electrónicas y de repente En El Lago que es piano y cuerda. Al final cada canción te pide una cosa y es muy difícil negarle algo a una canción porque el resto van vestidas de rosa, quiero decir, cuando una canción te pide piano y cuerda, aunque hayas hecho un disco electrónico tienes que darle piano y cuerda y en ese sentido sí nos hemos sentido muy libres para producir este disco. Bueno, yo he sido una productora “pasiva” porque el más activo ha sido Stefan que ha sido el cómplice para que este disco se llevara a cabo, pero sí hemos tenido mucha libertad para producir.

 

Me gusta el concepto de que las canciones pidan cosas… creo que son pequeños entes dentro de un todo que es el disco en el que están, ¿es fácil encajar unas y otras y elegir esos temas que forman parte del todo?

No… En este disco he compuesto expresamente para el disco. Yo tenía otras canciones hechas para el álbum que pensaba hacer pero conforme avanzaba la producción yo decía “esto va a ser un arroz con mango” [risas] como dicen los venezolanos. Y tuve que componer para esta producción porque yo veía que iba por un camino que… era como un disco relajante, tenía un punto que no podía ser estridente, no podía tener letras muy duras, ni la música podía ser muy dura, a pesar de que Stefan es guitarrista y le da bien a la guitarra con su banda yo me di cuenta de que este disco no iba de guitarras eléctricas realmente, aunque sí que hay alguna que está muy chula pero claro, tuve que descartar varias canciones que tenía y componer canciones nuevas como por ejemplo Más Allá Del Amor que está hecha expresamente para este disco o Sagrada, son de las últimas que se hicieron teniendo en cuenta cómo iba evolucionando la producción, hacia donde iba el disco. Es lo que tú dices, cada canción es un ente dentro de un todo pero luego ese todo también tiene que tener su propia vida.

 

Y eso de cambiar todas esas canciones que llevabas al estudio, ¿es fácil decir “éstas no entran ahora, y tengo que ponerme a componer nuevos temas para el disco”?

Ah bueno sí… [risas] a mí me encanta componer, a mí dame un reto que yo soy feliz, te lo digo de verdad, me gusta mucho. Recuerdo especialmente esa última etapa que tenía que hacer cuatro canciones en un tiempo limitado que cumpliesen unas características concretas y eso a mí me encanta, que me den unas premisas y tal, me gusta mucho. No es que sea fácil pero me resulta muy divertido.

 

¿Hay alguna que haya sido un enorme quebradero de cabeza?

Sí [risas], sí. Lo reconozco y además en esto Stefan ha ayudado mucho para que se desenredaran. Por ejemplo, Irreverente es una canción que de estructura venía complicada y ahora si la escuchas es muy fluída y tiene un tempo como que te hipnotiza, te da mucha calma y sí que venía mucho más estridente, apretada. También por ejemplo Ángeles no tiene nada que ver la versión que yo le di a Stefan con la que ha resultado en el disco por ejemplo.
basico

¿Retomas canciones que te gustaron y que descartaste en algún momento para ver si con lo que has aprendido puedes sacarle lo que necesitaba?

Absolutamente sí. Reviso todo lo que hago cada tanto. Tengo una lista en casa de canciones que no están editadas y las voy revisando de cuando en cuando y les doy una vuelta y otra vuelta. Algunas las recupero, otras todavía están en proceso… Porque sí que es verdad que hay canciones que se quedan ahí no son suficientemente buenas para tí en ese momento, no te parecen adecuadas pero sí que tienen cosas que te gustan y luego con la experiencia dices de retomarlas y salen cosas interesantes. También hay otras que se quedan ahí, porque bueno son muy redondas, su evolución ha terminado y efectivamente pertenecen a una etapa demasiado pasada con la que tú ya no te sientes identificado y se quedan ahí.

 

LA CHICA DE LOS OJOS DORADOS EN VIVO

Imagino que una vez está ya en la calle, lo que más apetece es volver al escenario a presentarlo.

Pues sí, he tenido tantos amagos de presentarlo… Ahora estamos haciendo una transición entre Lantana y Lantalba, hacemos unos acústicos presentando algunas canciones de este disco y también canciones anteriores con una nueva visión. La presentación oficial de este disco va a ser el 12 de febrero en la sala Moby Dick y eso va a ser una explosión de alegría. Hay muchísimas ganas, llevo tiempo con este trabajo ahí en el horno, luego sale un poquito, luego “no, espérate que hay que hornearlo un poquito más”. Así que sí, tengo ganas de lanzarlo, de presentarlo, de ver cómo vive, y también de embarcarme en otras cosas siendo honesta.

 

Porque al final uno lanza un disco pero pertenece a una etapa y supongo que ya uno se pone a pensar en la próxima parada.

Sí, ahora toca la parte de enseñarlo de que lo conozca cuánta más gente mejor y luego hay que seguir haciendo, mi cabeza está en el presente de La Chica De Los Ojos Dorados y en el futuro del próximo trabajo. Estoy componiendo mucho últimamente, cosa que me encanta… tengo tantas canciones que estoy deseando enseñarlas también, no te sorprenda otro disco en octubre [risas]

 

¿Qué temas tienes más ganas de ver cómo funcionan en directo?

Ahora en los acústicos vamos guitarra y voz, voy acompañada de un guitarrista que se llama Juan De Aranzadi que hace unos arreglos muy similares al disco pero las canciones tienen un toque ciertamente diferente pero bien interesante. Por ejemplo Ángeles en el disco suena de una manera y en el acústico parece otra canción. Pero si pensamos en el directo de Moby Dick que iremos con toda la artillería pesada, yo pienso que Irreverente es un tema que aún no he hecho en directo en ningún formato y es de mis preferidos del disco y tengo mucha curiosidad de ver cómo queda y cómo me encuentro yo haciendo esta canción. Seguramente me emocionaré, no sé, también a ver si a la gente le gusta tanto como a mí.

 

Me imagino que ahora habrá que arreglar los temas anteriores con el sonido de La Chica De Los Ojos Dorados.

Eso es lo ideal sí, y en eso estamos trabajando, en encontrar esa coherencia sónica y si fuera posible después del 12 de febrero hacer más conciertos en ese sentido con una sónica renovada, pues sería una maravilla, en eso vamos a estar en navidades.

 

¿Es fácil ese trabajo de adaptación?

No. A mí no me resulta nada fácil. Así como que la producción pienso que es total, o la composición me encanta y es divertido, esta parte es mucho más técnica, requiere otras habilidades que a mí me cuestan más y siempre requiero de ayuda para hacerlo pero bueno, a ver si lo conseguimos [risas]

 

Para que los temas nuevos entren, otros deben salir de los directos, ¿hay alguno que pese a que te duela, te veas obligada a descartar del setlist?

No lo había pensado, la verdad…

Pues cuando hagas el setlist te acordarás de mi…

[risas] ¡Seguro que sí! Pero mira por ejemplo ahora en el acústico hemos recuperado Herida que pertenece a Ex-corazón, el segundo disco que hice, es una canción que se perdió, se hizo en las presentaciones del disco pero después en todos los demás conciertos nunca más se hizo. La hemos recuperado y ahora es como “el hit” de repente [risas].

¿Por qué crees que pasa eso?

No estoy muy segura, yo creo que al final es por inercia, porque se hacen los setlist un poco en función de lo que hay en ese momento. Por ejemplo, Herida en el disco era con piano y con las bases electrónicas, no sabía cómo hacerla con guitarra y tampoco cuando la tocaba sola con el piano me quedaba realmente como yo quería, así que al final la deseché del repertorio y solamente la hacía cuando iba con toda la banda, y como toda la banda hay que mantenerla [risas] pues al final se perdió en el repertorio porque la mayoría de los conciertos que hice en esa época era yo sola, ese fue el motivo por el que Herida se terminó cayendo, pero ahora como te digo está recuperada y es lo más. Otras canciones como Melancolía por ejemplo, cuando iba con banda no la hacíamos porque era demasiado electrónica y se nos caía el rollo guitarreo. Luego sin embargo en acústico te funciona muy bien. Depende un poco de cómo puedas ir en directo. Lo ideal para mí, sería ir con todos aquellos músicos que yo necesitara para hacer todas las canciones que me parecen lo más [risas], llevar el cuarteto de cuerda, el que hace la electrónica, la batería, la guitarra… pero eso me costaría tantísimo dinero [risas] que bueno, hasta que no seamos muchos más fans pues no lo podré hacer, pero bueno, espero poderlo hacer.

 

Puedes hacerte con La Chica De Los Ojos Dorados en plataformas digitales y adentrarte en todo el universo Lantalba a través de su página web